Ir a contenido

EL MERCADO DE FICHAJES

LaLiga empieza fuerte: mil millones en fichajes de saque

Los clubs españoles ya se han gastado desde la apertura del mercado, hace apenas dos semanas, una cifra récord y eso que aún pueden cerrarse las operaciones costosas de Pogba o James

Albert Guasch

Joao Felix, en un entrenamiento del Atlético de Madrid.

Joao Felix, en un entrenamiento del Atlético de Madrid.

Las cifras simbólicas están para ser subrayadas. Mil millones marcan un listón. Es la cifra gastada en fichajes por los clubs de fútbol españoles hasta ahora en verano. Mil millones es un récord histórico en los anales de LaLiga. Y solo han transcurrido dos semanas desde que se abrieran las puertas del mercado. 

Como en aquellas viejas imágenes de rebajas, en que manadas de compradores y compradoras corren desbocadas en busca del mejor saldo, los presidentes se han abalanzado sobre sus codiciadas compras como si realmente fueran piezas baratas y en peligro de ser arrebatadas por un postor más veloz. Y no es el caso. Son fichajes muy elevados en algunos casos. Suman mil millones, y presumiblemente serán bastantes más de aquí al 2 de septiembre, cuando se baje la persiana veraniega.

Gasto en fichajes en las grandes ligas de fútbol, temporada 2019-2020

Las entidades de LaLiga llevan unas cabezas de ventaja a las demás competiciones domésticas de Europa en cuanto a montante gastado. Ganan por ahora a la Premier (702 millones), lo cual tiene mérito ante los mega ingresos por televisión de los clubs ingleses. Aún tienen que ponerse en serio escuadras como las del Manchester United (muy necesitada en todas las líneas), el Manchester City (algún central de peso adquirirá) y quizá el Tottenham. Curiosamente, el club más desprendido hasta el momento es un recién ascendido como el Aston Villa, con 93 millones derrochado.

La necesidad de los tres gigantes de LaLiga de reforzarse a fondo ha disparado el gasto conjunto

Coincide en el caso de LaLiga la necesidad de reforzarse a fondo de los tres gigantes. El Madrid acumula ya 303 millones de euros gastados, principalmente por Eden Hazard (100 más variables). El Atlético de Madrid ha realizado el desembolso más imponente (Joao Felix, 126 millones). Y el Barça, ahí está, con los 120 por Griezmann y 75 más 11 en variables por Frenkie De Jong.

Las cifras globales crecerán sustancialmente si acaban rematándose algunas operaciones que sobrevuelan los despachos deportivos, para regocijo de los agentes. En ocasiones basta que se cierre una para que se produzca un efecto dominó. Un poco como la compra de Joao Felix a sabiendas de la venta segura de Griezmann en el caso atlético.

Vendedor reticente

El mercado anda pendiente, por ejemplo, de si Paul Pogba acaba saliendo del United en dirección al Bernabéu. La cifra no bajaría de los 170 millones. Su agente, el inefable Mino Raiola, efectuó hace unos días unas de esas declaraciones destinadas a presionar al vendedor reticente: «Todo el mundo dentro del club, desde el entrenador al propietario, conoce los deseos de Pogba».

A partir de ahí pueden desencadenarse más operaciones: los diablos rojos pretenden a un central como Maguire, por el que el Leicester pide unos 100 millones, y un mediocampista, Bruno Fernandes, que el Sporting de Lisboa tasa en otros 100. El mercado está, cómo no, alerta de Neymar y sus presiones sin fin para salir del PSG y regresar a Barcelona. Las conversaciones son «superficiales», según Le Parisien; son «intensas», según L’Equipe. Una telenovela que se intuye larga. Entre medio, el Barça espera encontrar un postor para Phillipe Coutinho, aunque no lo diga públicamente, faltaría más. 

La Premier no ha abierto aún su frondosa chequera hasta el punto que un recién ascendido, el Aston Villa, es por ahora el club más derrochador

Hay que aguardar también qué sucede con Gareth Bale. El Madrid quiere desprenderse de él; el jugador no se quiere mover y el Tottenham habría ofertado unos 60 millones, aunque su agente lo desmintió ayer con rotundidad. «Es basura», dijo sobre la información al respecto. Bale y su golf son felices en Madrid.

Y también entra en fase de suspense el traspaso del colombiano James, propiedad del Madrid y pretendido por el Atlético y el Nápoles, por unos 60 millones, la cifra que se negó a pagar el Bayern, su equipo en cesión de la pasada campaña. Un día de estos debe anunciarse también el fichaje millonario de De Ligt por la Juventus. Y la rueda de millones seguirá circulando.