Ir a contenido

MUNDIALES DE NATACIÓN DE GWANGJU

David Martín: "Si jugamos como en el Europeo, pelearemos por las medallas"

La selección de waterpolo, vigente campeona de Europa, llega a la cita mundialista cargada de confianza

Luis Mendiola

El seleccionador español David Martin, el pasado 23 de junio, en la lucha por el bronce de la SuperLiga Mundial

El seleccionador español David Martin, el pasado 23 de junio, en la lucha por el bronce de la SuperLiga Mundial / MARKO METLAS (EFE)

En la ilusionante etapa de reconstrucción que vive la selección de waterpolo masculino, tiene mucho que ver la apuesta en el banquillo por el técnico barcelonés David Martín, de 42 años, que llegó al equipo tras los Juegos de Río. La idea era reforzar la identidad propia del equipo, inyectarle talento joven y construir con vistas a Tokio 2020 sin dejar de competir. Y los resultados están superando a las expectativas. La plata del Europeo del 2018 en Barcelona ofreció la imagen más convincente del equipo. España acude con mucha confianza a su debut en el Mundial de Gwanju, que se producirá este lunes ante Suráfrica. 

¿Con qué objetivos viaja la selección a esta cita mundialista? El primer reto es conseguir la clasificación olímpica, que está muy complicada (hay dos plazas para los finalistas). Y a partir de ahí, el objetivo es jugar a un gran nivel como hicimos en el Europeo de Barcelona. Si al final viene un equipo mejor y te gana, que no puedas reprocharte nada. La victoria y la derrota están demasiado valorizadas. Tenemos que valorar más el camino. El equipo ya  sabe que el objetivo es dar nuestro mejor nivel y luego ya se verá. Los equipos van muy bien preparados, hay mucha igualdad y los partidos del cruce se deciden por pequeños detalles. Tenemos que ir con la sensación de haber hecho bien nuestro trabajo y luego el destino decidirá dónde nos coloca.

¿Ve al equipo con opciones?  Debemos continuar con  la línea del último año. Seguir con un nivel muy alto, que es lo que nos ha permitido estar luchando por medallas. Si continuamos en esa línea, como la del Europeo del verano pasado, tendremos muchas opciones de volver a estar en las medallas. Si no jugamos a ese nivel, seremos los primeros enfadados con nosotros mismos. Por tanto, el objetivo primordial es volver a recuperar nuestro máximo nivel.  Y después, si queremos competir contra' bestias' como serbios, croatas o montenegrinos, o somos dinámicos o creamos movimiento o lo tenemos complicado. Por lo tanto la apuesta del estilo de juego, en esencia, no variará.

El equipo llega al Mundial después de un cuarto puesto en la SuperLiga Mundial ¿Satisfecho?  La experiencia fue positiva porque volvimos a estar en la lucha por el podio. Es verdad que al final no pudimos conseguir el bronce y perdimos con Australia. Pero lo valoro mucho porque llevamos un año peleando por medallas en cinco de las seis competiciones que hemos jugado y eso tiene mucho mérito. Luego está el hecho de que la temporada fue muy exigente y los jugadores llegaron muy cansados, casi sin poder entrenar. Así que en estos días previos será fundamental la puesta a punto. Al final en los grandes campeonatos, en un Mundial o el pasado año en el Europeo, no gana siempre el mejor equipo sino el que en mejor estado de forma llega. 

¿Ha tenido margen para recuperar al equipo? Llegaremos al Mundial después de entrenar una semana con Australia y de haberlo hecho en el CAR con Italia. El primer rival será  Suráfrica, que es un rival muy asequible, luego Hungría y luego vendrá Nueva Zelanda.  Los partidos de grupo no nos deben preocupar. Solo llegar a punto al partido de cuartos.

Mantiene la base del Barceloneta. Eso es una ventaja. Se trata del mismo equipo del Europeo, aunque tenemos la baja de Marc Mingell que decidió retirarse. A partir de ahí tenemos la misma base y los jugadores que estuvieron trabajando para el torneo de Barcelona. 

¿Nota una evolución en este último año?  El equipo no ha dejado de evolucionar desde la Europa Cup del año pasado que fue la primera competición en la que hicimos medalla. Ha ido creciendo, demostrando que puede competir contra los mejores. Es un equipo joven, una generación con la que tenemos que tener paciencia. Estamos trabajando a corto, a medio y a largo plazo para poder competir durante años por las medallas. Pero no creo que debamos ser tan extremistas de pensar que porque logramos una medalla en el Europeo después de 10 años, ahora las medallas van a caer solas.

En este Mundial ¿cómo les puede afectar el cambio de normas? Por lo que se ha visto en la Supe final de Belgrado, tampoco cambia tanto. Los buenos seguirán siendo buenos y los malos seguirán siendo malos. No creo que se trastoque el orden de los equipos. Los favoritos seguirán siendo lo s mismos: Serbia, Croacia, Montenegro, Italia, Grecia, Hungría, nosotros. El equipo que antes se adapte, tendrá un poco más de posibilidades de llegar a las medallas.