Ir a contenido

Mundial de Francia-2019

Rapinoe: "Las mujeres damos espectáculo, es hora de que la FIFA apueste por nosotras"

Megan Rapinoe, mejor jugadora del torneo, celebra que miles de personas pidieran igualdad salarial ante Infantino

Holanda muestra orgullo por su torneo pero clama contra el penalti que señaló el VAR

Mamen Hidalgo

Stefanie van der Gragt golpea a Alex Morgan en la final del Mundial

Stefanie van der Gragt golpea a Alex Morgan en la final del Mundial / JEAN-PHILIPPE KSIAZEK (AFP)

El VAR volvió a poner el foco en el triunfo de Estados Unidos, ganadora del Mundial femenino de fútbol tras ganar a Holanda (2-0) en la final de Lyon. Un riguroso penalti de la azulgrana Van der Gragt sobre Alex Morgan daba a Megan Rapinoe la opción de poner a su equipo por delante en el marcador. "Sinceramente, no he sentido que le hiciera un penalti", explicaba la defensa en zona mixta tras el encuentro. "Pero el VAR lo ha revisado y tengo poco que decir sobre el arbitraje. Quizás habría que revisar los criterios", añadió. En la misma línea se mostró la bética Medel Van Dongen. "Espero que en próximas ocasiones sea más justo". 

Más allá del VAR, las holandesas fueron derrotadas por un equipo férreo y contundente que eliminó en fases anteriores a España, Francia e Inglaterra, potencias europeas. En ese camino gran parte del mérito se debe a la propia Rapinoe, quien durante todo el Mundial no solo ha sido la más determinante —lo que le ha valido el Balón de Oro y la Bota de Oro— sino que se ha erigido como defensora de un mensaje de igualdad en el deporte. "Es una líder fantástica y ha alzado la voz especialmente en este torneo", celebraba Tobin Heath. 

'Equal pay'

Con la salida del presidente de la FIFA Gianni Infantino al campo para la entrega de premios, miles de personas se levantaron para gritar un mensaje común: "'Equal pay'". Se referían así a la igualdad salarial que tanto han luchado las norteamericanas en los últimos años, mejores que sus compañeros en triunfos pero no en ingresos. Preguntada por su sensación en ese momento, Rapinoe fue contundente: "Es hora de dar un paso, de tener otra conversación. Nosotras  ya hemos demostrado que damos un buen espectáculo. Es el momento de que la FIFA y las instituciones apuesten por nosotras".