Ir a contenido

atletismo

Semenya se niega a competir en los Mundiales de Doha si no es en 800

La sudafricana reitera su negativa a medicarse para reducir los niveles de testosterona

El Periódico

La atleta sudafricana Caster Semenya, con otras atletas, en la prueba de 2.000 metros de París.

La atleta sudafricana Caster Semenya, con otras atletas, en la prueba de 2.000 metros de París. / Philippe Wojazer (Reuters)

La atleta sudafricana Caster Semenya, dos veces campeona olímpica y tres veces mundial de 800 metros, no participará en los Mundiales de Doha si no es en esta distancia, según dijo tras ganar con un crono de 1:55.70 la prueba de la reunión Prefontaine Classic, en Stanford (EEUU).

"Si no corro los 800, no correré en los Mundiales, nada de 1.500. Me tomaré unas vacaciones y luego volveré para competir la temporada próxima", declaró la atleta, que pudo correr los 800 de Stanford gracias a la suspensión cautelar de la normativa de la IAAF sobre hiperandrogenismo que le otorgó a ella el Tribunal Federal Suizo.

Por el contrario, Semenya no tiene dudas sobre su participación en Juegos Olímpicos. "Espero estar en los de Tokio, París y Los Ángeles", señaló.

La sudafricana reiteró su negativa a medicarse para reducir sus niveles de testosterona por debajo de los 5 nanomoles por litro de sangre si quiere competir en categoría femenina en distancias comprendidas entre los 400 metros y la milla, como establece la nueva normativa de la IAAF que entró en vigor el 8 de mayo pasado, una vez que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) desestimó su recurso contra la IAAF.

"La IAAF no me va a drogar"

"Soy una mujer y una atleta de elite mundial. La IAAF no me va a drogar ni me va a impedir ser quien soy", argumentó Semenya para oponerse a las nuevas regulaciones.

Si al final de su litigio judicial, cuyo último episodio es el recurso que presentó ante el Tribunal Federal Suizo contra la resolución del TAS, no pudiera correr los 800, no por ello piensa abandonar la competición. "Hay un montón de carreras y de cosas que puedo hacer. Soy una deportista talentosa. Puedo jugar al fútbol, al baloncesto, correr un 100, un 200 o en obstáculos. Puedo hacer todo lo que me proponga".

Pero por el momento piensa seguir luchando ante los tribunales para defender su derecho a competir en la distancia que quiera. "Es una batalla legal, es como una guerra. No hay que rendirse. Tú me ganas hoy, yo te gano a ti mañana. Pero no lo hago por mí. Yo soy una campeona mundial, he conseguido ya todo lo que deseaba. Lo hago por quienes no pueden defenderse por sí mismas", aseguró.

Temas: Atletismo Dopaje