Ir a contenido

Mundial femenino de fútbol

Un partido de récord: 807 mujeres, 69 horas de fútbol y 773 goles por la igualdad

La ONG Equal Playing Field reúne en Lyon a centenares de mujeres de todas las edades para reclamar su espacio

"El mensaje es muy poderoso, hay mucha desigualdad en el deporte y tenemos que combatirla".

Mamen Hidalgo

Un partido de récord: 807 mujeres, 69 horas de fútbol y 773 goles por la igualdad

Mientras el Parc Olympique Lyonnais se viste de gala para acoger semifinales y final del Mundial femenino de Francia 2019 y las estrellas del torneo se preparan para encender los focos del fútbol mundial, a escasos metros 807 mujeres ya han hecho historia. Durante 69 horas, participantes de entre tres y 70 años jugaron el partido más largo con un resultado final de 404-369. Organizado por Equal Playing Field, una ONG que pretende reconocer el papel de las mujeres en el deporte, han batido un récord mundial donde centenares de mujeres jugaron al fútbol por un objetivo común: igualdad

Laura Youngson, cofundadora del proyecto, celebró el éxito de la tercera convocatoria que realizan con este fin. Aprovechando el tirón del Mundial femenino en la semana clave en Lyon, las organizadoras reunieron a centenares de mujeres (y algunos hombres) de todas las edades dispuestas a alzar su voz. "Esto es lo que pasa cuando todo el mundo se une para celebrar nuestra participación". 

No solo participaron personas anónimas en el evento. Incluso miembros del Parlamento Británico se unieron durante algunas horas. La conservadora Tracey Crouch, quien fue ministra de Deportes hasta 2018, no dudó: "El mensaje es muy poderoso, hay mucha desigualdad en el deporte y tenemos que combatirla". 

Personas de 55 nacionalidades participaron en una media de tres horas. Fuera del terreno de juego, generaron conversaciones sobre la participación de la mujer en el deporte. "Batir un récord mundial es difícil", explica la cofundadora Laura Youngston. "Pero lo hemos logrado. Ha venido gente de todo el mundo para compartir y aprender unas de otras". 

Esta ONG ya posee el récord Guinness por el partido a más altura, disputado en el Kilimanjaro, y el más bajo, en el Mar Muerto en Jordania. Precisamente allí han organizado campamentos de fútbol para mujeres, así como en Palestina, Costa Rica o Vietnam. "Esto fue una idea de un par de personas y se ha convertido en una gran red de 30 a 40 países", celebraba la responsable de comunicación Maggie Murphy durante el evento.