Ir a contenido

MUNDIAL DE FRANCIA-2019

La reválida de Lieke Martens: busca hacer historia con Holanda tras un año discreto con el Barça

La azulgrana llevó a Holanda a cuartos con un doble ante Japón y este sábado busca las semifinales contra Italia

Ganadora del The Best en el 2017, en este Mundial ha sido elegida dos veces mejor jugadora del partido

Mamen Hidalgo

La azulgrana Lieke Martens celebra el martes su gol marcado de penalti en el minuto 90.

La azulgrana Lieke Martens celebra el martes su gol marcado de penalti en el minuto 90. / EFE / Eddy Lemaistre

Cuando Lieke Martens fichó por el Barça en el verano de 2017, acababa de lograr una Eurocopa en la que fue determinante y recibía el premio The Best, siendo mejor jugadora del año para la UEFA. Tres goles y dos asistencias le valieron para erigirse mejor jugadora de este torneo. La holandesa se situaba en la cima del fútbol mundial gracias a su verticalidad y una gran técnica que asombró a toda Europa y que pusieron los focos sobre su participación en la Liga Iberdrola.

Sin embargo, la líder holandesa no ha tenido el mismo rol en sus dos temporadas en el Barça, donde solo comenzó a destacar en la recta final cuando el club azulgrana buscaba su camino hacia la final de la Champions League que después perdió con el Olympique de Lyon. Martens no era la que había asombrado en la Euro 17', pero tenía una reválida por delante: el Mundial femenino de Francia

Martens vuelve a brillar de la mano de Países Bajos, liderando un ataque en el que le acompañan jugadoras con las que se entiende a la perfección, como Van de Sanden y Miedema. Con ellas ha formado un tridente de lujo que ha llevado a su país a situarse por primera vez en la historia en los cuartos de final de un Mundial. Fue Martens quien marcó el primer gol de su historia en 2015, quien lideró a su equipo hasta su primera final en una Eurocopa, y quien está de nuevo marcando la línea en un Mundial donde ya ha sido elegida mejor jugadora del partido (MVP) en dos ocasiones. 

La última de ellas ante Japón, la vigente subcampeona del Mundo, en una victoria que supuso la reválida para ella. En las fases del ko, donde su equipo más la demanda, ella respondió con dos goles. El primero, un taconazo a la salida de un córner que puede postularse a ser uno de los mejores goles del torneo.

"Estoy trabajando para volver al nivel que tenía", decía antes de esta cita histórica en Francia. La centrocampista azulgrana es consciente de que tanto el Barça como Países Bajos esperan que sea quien marque las diferencias. Italia, la gran sorpresa del Mundial, pone a prueba este sábado (15.00 horas) a una jugadora y a un país que pretende dar un salto de calidad—fue 13ª en el anterior Mundial—y situarse por primera vez entre los cuatro mejores equipos para disputar el trono a selecciones de la talla de Estados Unidos, Alemania, Francia o Inglaterra.