Ir a contenido

LA FINAL DE LA CHAMPIONS

El Barça busca una gesta histórica en Budapest

El equipo azulgrana confía en completar su sueño ante el poderoso Lyon, que suma 13 Ligas seguidas y las tres últimas Champions

Raúl Paniagua

El Barça, ante su primera final de Copa de Europa / ZML

Hace apenas un mes el Barça aspiraba a siete Copas de Europa. Un año más, la grandeza del club abarcaba a la mayoría de sus secciones, pero los desastres se fueron sucediendo. El pasado fin de semana el hockey sobre patines se unió a las decepciones de los hombres de Valverde, el básquet, el fútbol sala y los juveniles de la Youth League. Solo queda el balonmano y el fútbol femenino, que se asoma este sábado a su gran día. En Budapest termina la fascinante aventura de las chicas de Lluís Cortés. El Lyon espera en el último desafío.

La final de la Champions femenina de este sábado anunciada en el estadio de Budapest / GETTY

No había peor rival posible para afrontar la primera final de la historia de un club español en la Copa de Europa femenina. El equipo francés es una máquina de ganar. Tres Champions consecutivas (cinco en total), 13 Ligas seguidas con una sola derrota en 110 partidos y un plantilla repleta de estrellas, empezando por Ada Hegerberg, la delantera noruega ganadora del Balón de Oro. Las casas de apuestas pagan a 8 euros el triunfo del Barça y a 1,25 el del cuadro francés.

Más de 1.000 aficionados culés

Nada externo hace presagiar un éxito culé. Pero la expedición azulgrana desborda ilusión. Han remado mucho para llegar a Hungría y solo queda el esfuerzo final. A las 18.00 horas comenzará a rodar el balón en el encuentro más importante de la historia de una sección que inició su camino europeo en el 2012. Entonces cayó en primera ronda ante el Arsenal. Este sábado peleará por el título en una final repleta de expectación a la que asistirán más de 1.000 aficionados culés.

La profesionalización de la sección en el 2015 supuso un avance fundamental para consolidar un auge que ha encontrado en la empresa de herramientas Stanley el socio ideal. El acuerdo de patrocinio reporta 3,5 millones anuales al fútbol femenino, que se ha convertido en la única sección rentable del club.

De Kazajistán a Hungría

Las cosas no han funcionado en la Liga en los últimos cursos, pero la fantástica marcha europea compensa esa pena. El Atlético revalidó su hegemonía en el torneo español, pero el sorteo no fue benévolo con las rojiblancas en la Champions. Al Barça, en cambio, le correspondió el lado amable del cuadro y ahora afronta el último escalón ante el campeón, que le dejó fuera el año pasado en los cuartos.

Todo comenzó el pasado 12 de septiembre con la inesperada derrota en Kazajistán (3-1) que hizo temer lo peor. El equipo reaccionó en el Mini (3-0) y abrió un camino maravilloso que tuvo su penúltima batalla contra un Bayern que sucumbió ante el tesón y la calidad de las jugadoras de Cortés, el técnico que relevó a Fran Sánchez en enero y ya ha renovado hasta el 2020.

Parte del proceso

“Las sensaciones son muy buenas. Llegar hasta aquí es un sueño para todos, pero no es el final del proceso. Este partido puede acabar de marcar la historia, pero hay que seguir sin renunciar a nuestra identidad. La apuesta por el fútbol femenino continuará”, reflexionó el técnico.

Ada Hegerberg, este viernes en el entrenamiento del Lyon en el escenario de la final en Budapest / REUTERS

A un partido es más posible sorprender a Lyon que en una eliminatoria. Ese ha sido el mensaje repetido durante toda la semana. El reciente precedente de la Copa de la Reina, con el triunfo de la Real Sociedad ante el Atlético, avala esta teoría. El cuadro francés también sufrió contra el Chelsea en semifinales. Nadie es invencible y las tricampeonas tienen sus puntos débiles, especialmente cuando pierden el balón tras alguno de sus vertiginosos ataques. Aprovechar esos momentos y mantener la portería a cero, cosa que ha conseguido Sandra Paños en los siete últimos partidos europeos, son los ingredientes para aspirar a la corona.

Curiosas promesas

La baja por sanción de Hamraoui es el gran drama del Barça, que volverá a confiar en la seguridad de su arquera, la solvencia de Mapi León, el liderazgo de Vicky Losada y los goles de su pareja letal formada por Toni Duggan y Lieke Martens. “Sabemos que el Lyon es muy buen equipo, pero tenemos muchísimas ganas. Es el mejor partido posible. Estoy muy emocionada, deseando jugar. Será muy interesante, no se lo pierdan”, vaticinó la estrella holandesa, pretendida precisamente por el Lyon.

“No estamos aquí para ver si suena la campana. Somos un equipo que quiere ganar, que tiene una oportunidad de oro y la quiere aprovechar”, proclamó Mariona Caldentey. La mediapunta se teñirá de rubio si el Barça se proclama campeón. Lo mismo hará el míster. Otras jugadoras han optado por duras promesas, como Vicky, dispuesta a hacer un triatlón si levanta la Copa en Budapest. Alexia Putellas emularía a Piqué y acudiría al programa 'La Resistencia'. Si hay título catalán ya puede preparar sus preguntas David Broncano