ciclista retirado

Samuel Sánchez recibe la mínima sanción de la UCI

El campeón olímpico de Pekín acepta los dos años de castigo sin multa económica al considerarse que su dopaje no fue intencionado

Samuel Sánchez.

Samuel Sánchez. / EFE

Se lee en minutos

Sergi López-Egea

Samuel Sánchez lleva casi dos años retirado. La última vez que se vistió de corredor profesional fue el 17 de agosto del 2017, un maldito día en Barcelona. Llegó a su hotel de Nîmes, de donde partía la Vuelta a España, después de entrenar con sus compañeros del desaparecido equipo BMC y allí le dieron oficialmente la noticia. Había dado positivo con hormona del crecimiento. De confirmarse el dopaje podía recibir hasta cuatro años de castigo y devolver a su escuadra la mayor parte del salario recibido. Desde entonces, ayudado por un equipo de abogados, el campeón olímpico de Pekín 2018, luchaba para demostrar que si la sustancia prohibida había aparecido en el control había sido contra su voluntad.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) le dio este lunes en parte la razón al imponerle la mínima sanción, dos años, y aliviarlo económicamente al no dictar ninguna tipo de multa contra él. El 19 de agosto de este año ya podría volver a correr, si quisiera, pero a los 41 años Samuel Sánchez contempla ya otras opciones en la vida.

Muchos meses de estudio

La UCI llevaba casi dos años dándole vueltas a su caso y al final se decantó en que no "había intencionalidad de dopaje" y que la aparición de la sustancia se podía deber a un alimento contaminado. Es decir, una resolución parecida a la que se tomó en su día con el famosos 'caso del solomillo' de Alberto Contador. La falta de intención no salva al deportista de la sanción aunque si origina que el castigo sea el mínimo establecido. La UCI actualmente impone sanciones de cuatro años y la obligación de devolver al equipo la mayor parte de la ficha que el corredor percibe.

En una carta abierta Samuel Sánchez proclamó de nuevo que era inocente de haberse dopado voluntariamente y aceptó el castigo impuesto para dar carpetazo al tema más oscuro de su carrera deportiva.

Podio en Tour y Vuelta

Te puede interesar

Profesional principalmente en el Euskaltel, 'Samu', como se le conocía en el pelotón, debutó en el año 2000. Su mayor éxito fue el título olímpico de Pekín. Las descalificaciones le hicieron ascender hasta la segunda plaza del Tour 2010 y subió dos veces al podio de la Vuelta, carrera en la que logró cinco victorias de etapa. En el Tour del 2011 ganó la clasificación de la montaña tras triunfar en la principal etapa de los Pirineos.

Desde que se conoció el positivo se dedica a impulsar una escuela de ciclismo en su Oviedo natal y apenas se ha dejado ver públicamente a excepción de algunas carreras y actos públicos en Asturias.