Ir a contenido

'copríncipe' de Andorra

FC Andorra: el sueño de Piqué

El equipo andorrano llena todos los campos de Primera Catalana desde que lo compró el central azulgrana

Miquel López-Egea

FC Andorra: el sueño de Piqué

Hace un tiempo, el FC Andorra era el patito feo en el país de los Pirineos, un equipo que militaba en Primera Catalana y que, con mucho trabajo, luchaba por la permanencia, sobre todo después del 2008, cuando casi desaparece por su deuda. Unos años antes el equipo había llegado a Segunda B e incluso, en sus buenos tiempos, se había proclamado campeón de la Copa Catalunya. Después, llegaron los años duros y tocó fondo en Segunda Catalana. Pero cuando todo parecía desolador, el equipo empezó a recuperarse y con el malogrado Emili Vicente, luchó por el ascenso a la Tercera División.

La temporada pasada fue difícil otra vez y finalmente, después de varios cambios en el banquillo, bajo las órdenes de Candi Viladrich, mantuvo la categoría. A principios de esta temporada, el referente del fútbol andorrano Richard Imbernón se hizo cargo del equipo con el mismo objetivo marcado, hasta que el jugador del FC Barcelona, Gerard Piqué, llegó y lo cambió todo. El patito feo se había convertido en cisne. 

Gerard Piqué y los patrocinadores del FC Andorra/ MARICEL BLANCH

A través de su empresa Kosmos, el central blaugrana inyectó el capital necesario para salvar el equipo y los tricolores hicieron un salto de calidad en todos los sentidos. Para empezar. el 29 de diciembre del año pasado la junta del club aprobó la conversión de la entidad en Sociedad Anónima de Objeto Deportivo, hecho que se consiguió gracias a la nueva Llei de l’Esport que había entrado en vigor unos días antes en Andorra. El proyecto, por aquel entonces ya de país, entusiasmó a todo el mundo.

Era el efecto Piqué, al que solo se le ha visto dos veces en el país. Pero también había capital andorrano en el nuevo club gracias a la empresa Clayton de Higini Cierco y Francesc Destrée.

"Hay mucho que mejorar pero también mucha ilusión. Poco a poco hacemos un fútbol más agradable"

Adrià Vilanova

Jugador del Andorra

El sueño de que «el himno de la Champions suene algún día en Andorra», tal como dijo el mismo Piqué en la presentación del equipo, ya era real y para cumplirlo, como primer objetivo, se tenía que pensar en el ascenso a Tercera, de manera que Gabri García y Albert Jorquera, dos exjugadores del Barça, se hicieron cargo del conjunto después de prescindir de Imbernón.

Mañana de entrenamiento en el nuevo campo del equipo de Piqué / MARICEL BLANCH

Así, llegó el portero argentino Nico Ratti y jugadores profesionales de mucha calidad como el hijo de Tito Vilanova, Adrià Vilanova, o el goleador Ernest Forgas. Oriol Dot, Claudi Bové, Joan Cervós, Fede Bessone, Rubén Bover, Martí Riverola, Andrés Jantus, Moha Keita y Ferran Tacón fueron los otros fichajes, jugadores con un currículum impresionante. Toda la maquinaria puesta para ascender no solo a Tercera, sino para llegar al profesionalismo. 

"Hay un proyecto muy ambicioso con unas ganas de crecer muy importantes y yo quiero aportar mi grano de arena"

Martí Riverola

Exjugador del Barça

«Hay mucho que mejorar, pero poco a poco hacemos un futbol más agradable», asegura Vilanova, quien llegó al equipo porque «desde el primero momento, me gustó, no veía futuro en el Mallorca». «Vi un proyecto con mucha ilusión y que confiaban conmigo, y la verdad es que no hay mucha diferencia entre la Tercera División balear y Primera Catalana», destaca. En la misma línea se manifiesta el exazulgrana Riverola, que llegó a jugar un partido de la Liga de Campeones con el Barça: «Pienso que aquí hay un proyecto muy ambicioso, con unas ganas de crecer muy importantes y quiero aportar mi granito de arena para crecer juntamente con el Andorra». 

Nuevo equipo, nuevo campo

Ahora, el equipo ya no juega en la Borda Mateu –donde disputan los partidos los equipos de la Liga Andorrana –, sino que lo hace en el Prada de Moles d’Encamp, un campo que dentro de poco verá unas mejoras para satisfacer las necesidades del equipo tras la llegada de Piqué.

En estas instalaciones, además, el equipo tiene prioridad para entrenar, algo que ahora hacen cuatro veces por semana y por las mañanas, además, sesiones de gimnasio. 

Asimismo, con el sello de Piqué, el juego del Andorra también es diferente, el ADN Barça se percibe en el ambiente. Sin duda, son el rival a batir para todos. Sus contrincantes salen con dosis extra de motivación y consiguen llenar todos los campos. Son el centro de la polémica y los partidos cada vez son más duros, pero, jornada tras jornada, el equipo se mantiene invicto. Pero con consecuencias. Desde el primero momento, el conjunto recibió críticas y en algunos campos se pudieron ver pancartas en contra del «futbol negocio».

"Piqué está en su derecho pero el Andorra adultera la competición. La Liga deja de ser lo que era si entra dinero"

Raúl Paje

Técnico del Viladecans

Las declaraciones más polémicas fueron las del entrenador del Viladecans, Raúl Paje, que declaró que «el Andorra adultera la competición» y que el proyecto «les tocaba las narices» y les producía «rabia». «Hay que regular el asunto de los fichajes en Primera Catalana, Piqué está en su derecho pero la Liga deja de ser lo que era si salen grandes cantidades de dinero», remarcaba. 

Con Piqué al frente, la camiseta tricolor ya no luce el logo del Restaurant Beluga sino que se puede ver el de MoraBanc, el banco andorrano referente del deporte y que patrocina también al MoraBanc Andorra, equipo de la ACB que año tras año se clasifica para los play-off de la Liga Endesa. 

Pero realmente, todo este proyecto es solo un embrión. Piqué tiene un plan mucho más ambicioso. Quiere apostar por una cantera y por un segundo equipo y, en un futuro, por construir un estadio en Andorra. Por este motivo, uno de los fichajes estrella fue el del argentino Bessone del Prat, que llegaba, «con la idea de trabajar con el futbol base, ya que no solo cuentan conmigo en el ámbito futbolístico». «Este ha sido uno de los motivos para fichar, porqué he estado pensando en mi futuro para después del futbol», indicaba. Aun así, su papel aún no está decidido pero la cantera del Andorra está tomando forma. 

Disponer de equipos de otras categorías es un requisito por parte del Govern de Andorra, ya que, por el momento, la subvención de 166.588,84 euros que recibían anualmente está congelada hasta que se defina el nuevo proyecto. Será entonces cuando el club podría disponer de este dinero e invertirlo.

«Si finalmente crea una base, tendrá la opción de pedir una subvención puntual, cuando tire hacia delante, tendrá crédito si es necesario», comentó en su momento el Secretario de estado de Deportes de Andorra, Jordi Beal. 

La gran polémica

Desde que Piqué adquirió el equipo, el papel de los jugadores andorranos es más tímido. La situación crea controversia. Les hará falta trabajar mucho porque tienen mucha competencia, algo que seguro que en el futuro servirá para mejorar el nivel del futbol del país, sobre todo si la cantera es muy potente. De momento, hay personas que han criticado esto, como es el caso del capitán de la selección andorrana, Ilde Lima, que estalló en las redes sociales cuando vio un once inicial sin ningún jugador del Principado. «Sinceramente, no esperaba ver una alineación del FC Andorra sin ningún andorrano el primer año y en Primera Catalana… Esperemos que haya sido casualidad», comentaba.

El defensa del Barça y empresario, con algunos de los jugadores del Andorra / MARICEL BLANCH

En esta línea, Lima ya había mostrado su preocupación con anterioridad, igual que el seleccionador andorrano, Koldo Álvarez de Eulate, ya que el equipo nacional siempre se ha nutrido de los jugadores del Andorra. Sin embargo, el joven internacional Jordi Aláez asegura que «todos los cambios que se han hecho están muy bien» y que «es un orgullo poder competir en este equipo, con el nivel que hay».

«Esta nueva situación hace que uno se exija mucho más y si de verdad te gusta competir, tienes que luchar por estar en un conjunto como este o similar», remarca. Aláez es una pieza muy importante para Álvarez de Eulate y por ejemplo, en el partido de la Liga de las Naciones entre Andorra y Kazajistán fue el autor del gol del empate. Y también es imprescindible con la selección sub-21 de Justo Ruiz. 

Lo que está claro es que no hay fractura en el vestuario entre andorranos y no andorranos, el equipo es una familia y en las redes sociales, se les puede ver habitualmente  competiendo en los karts, una actividad que les está enganchando. Después de cada victoria, cantan en el vestuario como si no hubiera mañana y salen todos a cenar. La armonía es un elemento clave y por este motivo, el equipo también está triunfando en este aspecto. Esto solo acaba de empezar.