Ir a contenido

sorpresa con raqueta

Tiembla el imperio chino del ping pong

Por primera vez en 16 años habrá un finalista no procedente de China en el Mundial de tenis de mesa

Tomokazu Harimoto en el Mundial de Ping Pong.

Tomokazu Harimoto en el Mundial de Ping Pong.

"Una de las mayores sorpresas de todos los tiempos". Así define este jueves la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF) la victoria del francés Simon Gauzy, número 34 del mundo, sobre el chino Xu Xin, número dos, en dieciseisavos de final de los campeonatos del mundo que se disputan en Budapest.

Este resultado, que elimina al número dos del ránking mundial, deja una mitad del cuadro del torneo sin representantes chinos. Por primera vez desde el 2003, un tenista que no sea de esa nacionalidad disputará la final masculina individual.

Los datos

En los últimos 16 años siempre fueron dos chinos los que se jugaron el título. El austríaco Werner Schlager ganó en 2003 la final al surcoreano Joo Se-hyuk y ya no ha habido nuNca más sitio para otra bandera que no fuera la china.

Simon Gauzy, de 24 años, fue subcampeón europeo en 2016. Ese mismo año disputó los Juegos Olímpicos de Río, donde fue eliminado en tercera ronda.  En Budapest necesitó seis juegos para imponerse a Xu por 11-8, 6-11, 11-13, 11-6, 11-9 y 11-9. Su próximo rival será el eslovaco Yang Wang

En la otra parte del cuadro, cuatro tenistas chinos pasaron a octavos de final. En el primer cruce disputado este jueves se produjo otra sorpresa: el número uno mundial, Fang Zhendong, fue eliminado por su compatriota Liang Jingkun, noveno del ránking, por 4-2.