Ir a contenido

'GENERACIÓN DE JONG Y DE LIGT'

El Ajax redime al fútbol

El equipo de Ten Hag, discípulo de Guardiola, enamora a Europa con su juego atrevido y valiente

De Jong y De Ligt son los puntales de una generación histórica

Alejandro García

Los jugadores del Ajax celebran la victoria en Turín ante la Juventus.

Los jugadores del Ajax celebran la victoria en Turín ante la Juventus. / AP

En algún lugar dentro de la burbuja económica que engloba al fútbol, sin llamar la atención entre fichajes multimillonarios de un buen número de equipos aspirantes a una hipotética superliga europea, el Ajax ha reconciliado a la afición con un fútbol que parece ir perdiendo su esencia cada partido que se sucede.

El equipo holandés, respaldado por su historia, es uno de esos clubes que siguen trabajando con una idea de juego, a la espera de una generación que explote antes del expolio que se espera a partir de junio. Además del ya anunciado traspaso de De Jong al Barça, el partido y el gol decisivo del central De Ligt le colocan, aún más, en rojo en la agenda de media Europa, comenzando por el propio Barcelona. 

Los dos son los puntales de un grupo de jóvenes atrevidos y valientes que, gracias al sustento de veteranos como Blind, Schone y, sobre todo, Tadic, han dejado de ser un equipo blando y zarandeable. Pero aún a medio de la obra, todo el mundo se ha revalorizado en el Ajax. 

Entre evocadores recuerdos a Cruyff, coincidiendo con otra exhibición de Messi con el Barcelona, el mundo se ha rendido a las hazañas del equipo holandés, desde la inmediata felicitación de Griezmann en Twitter: “FÚTBOL, bravo Ajax”, escribió acompañado de aplausos; hasta la rendición de Allegri, técnico rival: “En la segunda parte han merecido ampliamente la clasificación”, reconoció.  


LA DIRECCIÓN DE TEN HAG 

Cuando el equipo disputó tres previas para llegar a la Champions, aún en verano, ningún contendiente en esa ronda podía aspirar a jugar la semifinal, con el camino plagado de favoritos inmensamente ricos, con proyectos faraónicos, que han hincado la rodilla ante el fútbol, ante nada más.

La competición ha ido viendo crecer a un grupo de jugadores que terminó invicto la fase de grupos, con el Bayern, eliminó al Madrid y, cuando parecía imposible, por debajo en el marcador y jugando el peor partido del torneo, reaccionó de manera fulgurante en Turín para destronar también a Ronaldo.  

El versátil Van de Beek, un llegador permanente al área, con despliegue físico y determinación en los metros finales, es el contrapunto para la colección de atacantes con corazón de centrocampistas que acumula el Ajax: De Jong, Schone, Neres, Tadic y Ziyech

El director de la orquesta es Erik Ten Hag, con un ya célebre paso por el filial del Bayern a sus espaldas, cuando Guardiola era entrenador del primer equipo. “Aprendí mucho de él, de su filosofía”, dijo antes de enfrentarse al Madrid. “A nivel estructural se puede comparar la forma de jugar del Ajax con la de Guardiola, pero él lo aprendió de Cruyff, es decir, del Ajax”, puntualizó antes del partido de vuelta ante la Juventus.