Vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones

El Oporto ambiciona incomodar el trámite inglés

El equipo portugués se trajo una desventaja de 2-0 de LIverpool y una sensación de inferioridad que complica la remontada

Pepe (i) y Casillas en el último entrenamiento del Oporto antes de jugar ante el Liverpool.

Pepe (i) y Casillas en el último entrenamiento del Oporto antes de jugar ante el Liverpool. / AFP

1
Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

Una remontada se atisba un escenario muy lejano, viendo la superioridad del Liverpool en la ida (2-0), pero al Oporto no le queda otra que confiar en que el torneo depare su sorpresa menos fundada.

El equipo inglés, camino a una puntuación histórica en la Premier League, consiga el título o no ante el Manchester City, resolvió con suficiencia el partido de ida, con un mando total y absoluto sobre el ritmo del partido, que aceleró o rebajó conforme convenía a su plan, lejos de cegarse con la ambición, conscientes de que todavía queda camino.

Noticias relacionadas

El fin de semana, los de Klopp resolvieron un duro compromiso, ante el Chelsea, con su tridente ofensivo en plena forma. No hay espacio para reservas a las puertas de una semifinal y el Liverpool va con todo a Do Dragao (21.00 horas), con Salah, Firmino y Mané, pero también con Robertson, que vuelve tras sanción, y el resto de la nómina habitual, con la duda de Henderson por molestias.

Vuelven Pepe y Herrera

Para alimentar su ilusión, a falta de argumentos deportivos, el Oporto de Sérgio Conceicão se agarra al regreso del central Pepe, con veteranía y jerarquía, y al del centrocampista mexicano Héctor Herrera, pretendido, entre otros grandes europeos, por el Atlético de Madrid; para aportar más despliegue del que ofreció Óliver Torres en la ida.