Ir a contenido

el fenómeno de la serie A

Italianísimo Moise Kean

El delantero de la Juventus (19 años) es el símbolo de una generación que planta cara a los ultras de Matteo Salvini

Iosu de la Torre

Moise Kean celebra uno de los goles que marcó a Finlandia en el camino a la Eurocopa 2020.

Moise Kean celebra uno de los goles que marcó a Finlandia en el camino a la Eurocopa 2020.

Moise Kean es un símbolo de la Italia diversa que tan nervioso pone a Matteo Salvini. La jovencísima estrella de la Juventus y de la selección 'azurra' proclama sentirse "italianísimo". La declaración debió congelar la sonrisa del ministro del Interior y líder de la extrema derecha insensible a los miles de inmigrantes ahogados en el Mediterráneo. Este hijo de marfileños criado entre los viñedos del piamonte, alumno futbolístico privilegiado de Cristiano Ronaldo, tiene un discurso propio con el que silenciar a los racistas. "Yo nací italiano. Mis padres ya tenían el pasaporte. Lo siento por aquellos que no lo quieren entender. Solo digo que los nacidos aquí deben ser tratados como italianos, no debe haber discriminación". 

El ejemplo de Iñaki Williams

Lo que reivindica el delantero es muy simple. Ya lo hizo el verano pasado Iñaki Williams, delantero del Athletic de Bilbao, cuando declaró sentirse vasco de nacimiento y encantado de ser un referente para los niños africanos. La prensa italiana ha visto en Kean un nuevo Mario Balotelli, el goleador del Inter de Milán, hijo de ghaneses, que ha dejado su díscola estela en clubs diversos como el City, el Milan, el Liverpool y, actualmente, el Olympique de Marsella.

Frente el entusiasmo periodístico, la sensatez del peluquero que cuida los rizos de Kean: "La comparación con Balotelli no se sostiene", recogió 'La Gazetta dello Sport' durante una visita a Asti para mostrar las raíces del futbolista.  La búsqueda de paralelismo tendrá más éxito si abren el objetivo hasta la ciudad del Guggenheim, y de San mamés, claro. Kean = Williams.

Los dos reivindican su identidad sin olvidar qué signfican para millones de africanos que aún ven a Europa como meta. Los padres de Kean emigraron al norte de Italia desde Costa de Marfil, tuvieron dos hijos y acabaron divorciándose. Moise nació en Vercelli, en el 2000. "Todo lo que soy se lo debo a mi madre", ha dicho recientemente ante unas declaraciones de su desaparecido padre a favor del ultra Salvini. Los de Williams se conocieron en un campo de refugiados. Ella es liberiana y él, ghanés. Trabajaron en Andalucñi antes de instalarse en Euskadi. Iñaki nació en Bilbao, en 1994, y creció en Pamplona. "Mi madre es la jefa, ella lleva las cartillas", bromeó el león en una entrevista radiofónica.

El apoyo de Thuram, Pogba y Boateng

El enfrentamiento de Kean, hace un par de semanas, con los hinchas más radicales del Cagliari durante un partido de liga con la Juve desató una polémica que, de momento, está ganado con el apoyo del exazulgrana Thuram -campeón del mundo y Europa con Francia y activista de los derechos humanos- y bastantes jugadores (Pogba, Balotelli, Rose, Sterling, Yayá Touré, Boateng) y entrenadores (Valverde, Guardiola). Los jugadores que han roto el silencio son todos negros.

Kean, durante el Juventus-Empoli del 30 de marzo / MARCO BENTORELLO AFP)

Los italianos, tan empeñados en la exageración cuando buscan relevos en el altar de los ídolos, han dicho de Kean:"Es nuestro Mbappé". Razones no les faltan ante la eclosión del futbolista de 19 años: es el primer jugador de la Generación 2000 en debutar en la Serie A, también es el primero de la camada en disputar la Champions League, en marcar un gol en las cinco grandes ligas europeas y ver puerta con la selección. Ya es jugador de la absoluta, bendecido por Roberto Mancini. Kean, según las estadísticas, marca un gol cada 47 minutos. Ha marcado cinco goles en las cinco jornadas de liga mientras ha ocupado la posición del lesionado Cristiano Ronaldo. 

Todas las miradas están puestas en el delantero. Este sábado, tras el empate con el Ajax (1-1), en el Johan Cruyff Arena de Amsterdam, Kean probablemente vuelva a la titularidad, para que se refresque Cristiano Ronaldo, en el partido de la serie A frente al SPAL Ferrera, club que pugna por evitar el descenso. En la jornada en que la Juve puede confirmar la conquista del 'Scudetto' seis jornadas antes de que concluya el torneo.