Ir a contenido

Regresa La Liga

Zidane: "Yo voy a contar con Isco"

El técnico del Madrid recupera a todos para la causa antes de su primer partido de la segunda etapa ante el Celta

Alejandro García

Zidane,  nuevo técnico del Madrid, durante el entrenamiento de este viernes.

Zidane,  nuevo técnico del Madrid, durante el entrenamiento de este viernes. / AFP

Aún sin un buen resultado, todavía sin debutar y con la temporada competitivamente finiquitada, Zidane ya ha inundado de sosiego y optimismo al madridismo, comenzando por el lavado de imagen de un Isco, que se ha quedado fuera de la selección, pero al que le ha cambiado la vida en el Madrid: “Yo voy a contar con Isco y con todos los demás”, respondió a la primera pregunta que sobrevolaba sobre el malagueño, al que no mencionó la cuestión pero si la respuesta, todo lo contrario que en los meses de Solari. “Nada de expediente, vamos a jugar al fútbol y ya está”, resolvió más tarde el último problema de la vieja vida del atacante, que se disputa con Ceballos un puesto de titular ante el Celta (20.45 horas).

Fuera de Champions, eliminado de forma humillante por el Barça en Copa y con las posibilidades justas en Liga, a 12 puntos del Barça, la sola presencia de Zidane ya ha desatado los tambores de remontada en la casa blanca: “No voy a decir ahora que vamos a ganar La Liga, lo que tenemos que hacer es ganar todos los partidos posibles y creer hasta el final”, dijo Zidane con esa media sonrisa con la que aparenta sostener el entusiasmo que le rodea.

Junto al anuncio del fichaje de Militao para la próxima temporada, el Madrid ha conseguido sobreponerse, de cara a sus simpatizantes, en un tiempo récord de una crisis histórica. El vendaval que se desató tras la derrota ante el Ajax se ha quedado en una suave brisa de verano, pero la tormenta sigue acechante ante un proyecto que, pese a contar con Zidane, ya nace con problemas.

Centrado en el presente

“Veo al equipo con ganas. Estoy encantado y emocionado, como el primer día. Tengo muchas ganas de volver al banquillo”, dijo Zidane entre infinidad de mensajes conciliadores e ilusionantes, focalizado en alejar la atención de un futuro alentador para el madridismo, frente a un presente deprimente: “Los jugadores tienen que pensar en acabar bien la temporada, no en quién se va a quedar y quién se va a ir. Ya veremos qué pasará, pero yo no estoy aquí para hacer una lista de altas y bajas”, dijo sin mucho convencimiento un Zidane llamado a dirigir las operaciones, no solo estrictamente deportivas, del Madrid 19-20.

Aunque no lo reconozca públicamente, la renovación de Zidane ha comenzado y ha reactivado a un vestuario moribundo hace una semana. Sin embargo, el Madrid está obligado a ir al mercado, un lugar hostil en el que no disfruta del poderío que solía tener. Encaminada la línea defensiva con Militao, el resto de opciones del Madrid, en la zona creativa y el ataque, ya no se reparten entre las grandes estrellas del planeta, más bien aparecen entre contratos a punto de expirar y la feroz competencia económica. Más allá de Eriksen y Hazard, a poco más de un año de terminar sus vinculaciones contractuales, las aspiraciones del club de Florentino Pérez deber rebajarse a un segundo escalón de nivel actual.

Mientras Europa miraba al sorteo de cuartos de final de la Liga de Campeones, Zidane regresaba ocho meses después a la sala de prensa de Valdebebas, en la misma que dimitió,  para recuperar viejas costumbres en una previa de un partido de Liga, este sábado ante el Celta (16.15 horas), comenzando por evitar, al contrario que su presidente Florentino Pérez, hablar de jugadores que pertenecen a otro club, sobre todo de los deseados atacantes del PSG Neymar y Mbappe. “No es el momento de hablar de eso”, repitió varias veces el francés ante preguntas sobre futuribles y prescindibles del club.

Bajas importantes

Para su segundo debut en el banquillo blanco, Zidane tiene las ausencias de los lesionados Llorente, Carvajal y Lucas Vázquez, y del sancionado Casemiro, lo que le abre las puertas del once, además de a Isco, a Marcelo y al turbado Bale, uno de los pocos que no parte con el expediente limpio, aunque sus mensajes públicos han rebajado el tono: "Bale quiere jugar toda su carrera en el Real Madrid; hablará con el señor Zidane y se verá al final de temporada", dijo este viernes en la BBC británica. Zidane ha convocado para su primer partido a todos los disponibles, salvo el central Vallejo, fuera por decisión técnica. Con el francés se va a estrenar Odriozola, en el lateral derecho, y también podría hacerlo Courtois en la portería, de nuevo en la pelea con Navas por un puesto que, con Zidane, pertenecía de forma invariable al costarricense.

Alineaciones probables:

Madrid: Courtois (25); Odriozola (19), Varane (5), Ramos (4), Marcelo (12); Modric (10), Kroos (8), Isco (22); Bale (11), Benzema (9), Asensio (20). Técnico: Zinedine Zidane. Banquillo: Navas (1), Nacho (6), Reguilón (23), Valverde (15), Brahim (21), Ceballos (24), Mariano (7).

Celta: Rubén Blanco (13); Kevin Vázquez (20), Cabral (22), Hoedt (12), Juncá (17); Lobotka (14), Okay (5); Boufal (19, Brais Méndez (23), Pione Sisto (11); Maxi Gómez (9). Técnico: Fran Escribá. Banquillo: Sergio (1), Costas (3), Araujo (3), Beltrán (8), Jensen (18), Jozabed (21), Boudebouz (24).

Árbitro: Martínez Munuera (comité valenciano)

Estadio: Santiago Bernabéu. 16.15 horas.

Temas: Real Madrid