12 jul 2020

Ir a contenido

LAS REACCIONES

Carvajal: "Llevamos una temporada de mierda"

El vestuario del Madrid asume el fracaso y Solari mantiene su discruso plano ante la ausencia del presidente Florentino Pérez

Alejandro García

Reguilón y Toni Kroos dejan abatidos el campo mientras los jugadores del Ajax lo celebran

Reguilón y Toni Kroos dejan abatidos el campo mientras los jugadores del Ajax lo celebran / MANU FERNÁNDEZ (AP)

Solari había pasado noches complicadas como técnico del Madrid, pero la seriedad y el ambiente fúnebre con el que salió a dar la cara tras la bochornosa derrota ante el Ajax, con mucho más retraso de lo habitual, con la sensación de que lo hubiera evitado si hubiera podido, como hizo el presidente Florentino Pérez, habitual compareciente en los últimos éxitos blancos.

El discurso plano del técnico quedó enterrado frente a la rotundidad de Carvajal:  “En una semana se nos ha ido todo, no hay que buscar excusas. El rival lo ha hecho mejor y ha merecido pasar”, admitió el lateral madridista. “Nos toca dar la cara, no escondernos. Sabemos que llevamos una temporada de mierda”, dijo.

Muy tocado, con los ojos humedecidos por las lágrimas, Carvajal no encontraba explicación a lo vivido en la noche europea. “Nunca había tenido esta sensación de malestar. No sé ni cómo explicarlo”, apuntó el jugador madridista, que explicó que la plantilla se había conjurado para darlo todo frente al Ajax. “Veníamos con la mente clara de querer pasar. Pero dos errores nos han puesto con el 0-2 muy rápido en contra. Hemos salido en la segunda parte bien, hemos tenidos buenas ocasiones, pero el 0-3 nos mata”, reconoció ante los micrófonos de Movistar +

Falta de nivel

Con cara de circunstancias pero sin la visceralidad de su jugador, Solari admitió en varias ocasiones la falta de nivel del equipo: “Hicimos lo que pudimos, pero no nos ha alcanzado con el esfuerzo que hicimos”, comentó el técnico argentino antes de rechazar de plano la posibilidad de dimitir ante la semana de fracasos que ha acumulado: “Yo no asumí el cargo en un momento tan difícil para rendirme ahora”, dijo en el momento con más convicción de su rueda de prensa.

El Madrid y Solari se han quedado sin excusas, sin una justificación sólida a la que agarrarse para encontrar consuelo ante el desastre de proporciones bíblicas al que se enfrenta, como primer responsable, Florentino Pérez desde un palco que ha dejado de ser un sillón cómodo. La última vez que el Madrid se vio en marzo sin posibilidades de título, en 2006, terminó con un terremoto que se llevó por delante la primera etapa de Pérez en la presidencia blanca.

El madridismo estalla

La temporada es difícil, pero la competición continúa y tenemos que asumirlo con profesionalismo. Tenemos la obligación de volver a trabajar mañana con todo el corazón que nos exige este equipo”, declaró Solari para intentar engatusar a un público que terminó de estallar contra el espectáculo que tuvo que soportar.

Los disparos de una afición, a medio camino entre la resignación y la indignación, fueron dirigidos a todos los estamentos del club, desde una plantilla que ha rendido por debajo de su nivel hasta un despacho de presidencia señalado por la planificación deportiva, pasando por un banquillo inmovilista al que se le ha quemado su idea de tanto usarla.

Sin autocrítica

En la línea de su compañero Carvajal, aunque con menos vehemencia, Nacho, que acabó expulsado por doble amarilla, asumió el papelón que hizo su equipo. "Estamos jodidos. No estamos acostumbrados a esto. Entendemos al aficionado, pero los jugadores sufrimos porque cuando vienen palos así no es fácil. Somos personas, también tenemos sentimientos y puedo asegurar que los más afectados somos nosotros", remarcó el defensa.

No apareció el mismo tono de crítica en la reflexión de Solari. "Es una situación muy dolorosa. Lo sentimos por nuestra afición, que ha estado apoyando en un momento muy complicado", dijo el preparador argentino. “Tenemos que tener la máxima tranquilidad y carácter, porque el Madrid, que es más grande que todos nosotros, siempre vuelve y vuelve más fuerte", concluyó.