Ir a contenido

TSUNAMI EN EL REAL MADRID

Del "'Cris' es así" al "Bale es así"

Ni el club, ni Florentino Pérez, ni Solari, ni los compañero van a tomar cartas en el asunto y dejarán sin amonestación el comportamiento de Bale

El jugador británico considera que existe una campaña en su contra y que aquello que le dijeron de que sería "la bandera del Madrid", es mentira

Emilio Pérez de Rozas

Gareth Bale se saca de encima a Lucas Vázquez tras marcar, en Valencia, el segundo gol del Real Madrid ante el Levante.

Gareth Bale se saca de encima a Lucas Vázquez tras marcar, en Valencia, el segundo gol del Real Madrid ante el Levante. / GETTY / QUALITY SPORT

Tranquilos, no se inquieten, si es que pensaban intranquilizarse. Ni el Real Madrid, ni Florentino Pérez, que es casi el Real Madrid, no Santiago Solari, ni, por supuesto, José Ángel Sánchez, el brazo ejecutor del ‘ser superior’, van a tomar cartas en el asunto y el británico Gareth Bale se va a ir (de nuevo) de rositas tras su última y lamentable acción cuando, tras marcar, de penalti inexistente, en el Ciutat de Valencia, el definitivo 1-2 que salvó al Real Madrid, rechazó, a manotazos, la felicitación de Lucas Vázquez, el jugador al que considera inferior y que ha ocupado su sitio en el titular blanco.

Puede, solo puede, que alguien en el vestuario le diga algo. O ni eso. Pero el Real Madrid no hará nada. Y Solari, menos, aunque anoche Tomás Roncero, el ‘capitán’ madridista de las redes sociales, pidiese a gritos que no estuviese en la convocatoria del miércoles ante el Barça “para que sepa que este escudo (y se lo besaba) merece un respeto, es la única manera de que Bale aprenda qué es el Real Madrid”.

Pues no, no ocurrirá nada, entre otras cosas, porque en el vestuario e, incluso, en el club blanco, ya están acostumbrados a esos desplantes. Antes, todo el mundo se lo toleraba todo a Cristiano Ronaldo. ¿Cómo lo justificaban?, sencillo, con el epígrafe de “’Cris’ es así”. Pues esa excusa se ha prolongado un año más, pero con Bale. “’Bale es así”. Y ahí queda todo. Nadie le dice nada.

Lo cierto es que Bale lleva ya muchas para que lo que sirvió con el  monstruo CR7, sirva ahora para dejar inmune el lamentable comportamiento del británico. No va a las cenas de la plantilla, se fue del Bernabéu en el minuto 87 del Real Madrid-Real Sociedad, cerró su gol en el Wanda Metropolitano con una original (tanto que casi no lo pareció) corte de mangas, no ha querido aprender a hablar castallano y son pocos los que pueden dialogar con él y todos recuerdan su enfrentamiento con Zinedine Zidane, adorado en el vestuario blanco. “Yo no diría que Zidane y yo éramos amigos”, declaró a ‘FourFourTwo’.

Pero lo más grande, según relató el periodista Guillem Balagué, que trabaja en Inglaterra y es muy buen conocedor de los jugadores ingleses, es que Bale cree que en Madrid hay una campaña contra él. Se confirma que Bale se cree uno de los cinco mejores jugadores del mundo. Y, en ese sentido, no entiende que Florentino Pérez pregonara a los mil viento que era “el nuevo Cristiano Ronaldo” y hasta “la bandera del Real Madrid” y, cuando se recupere, no sea titular indiscutible y salga, lo que para él, es un “futbolista menor” como Lucas Vázquez, cuyo rendimiento está siendo grande.

Además, a Bale le ha dolido, muy especialmente, que en las últimas semanas algunos compañeros, como Marcelo o Courtois, hayan hecho comentarios públicos respecto a su vida privada. “Solo habla inglés, de ahí que nos comuniquemos con él por gestos”, dijo el lateral brasileño. “Todos le conocemos como ‘el golfista’, pues se pasa el día pensando en golf”, contó el portero belga, que recordó, ya con la boca pequeña, que Bale se ha hecho construir tres hoyos de golf en la casa que posee en las afueras de Madrid.

“Cada vez que salgo, marco. Lo hice en el Wanda, lo he repetido en Valencia…”, le contaba Bale a su círculo íntimo ayer, “pero nada de todo eso sirve para que sea titular”.

Temas: Gareth Bale