Ir a contenido

Escándalo en la NFL

El dueño de los Patriots es arrestado en redada policial contra la prostitución en Florida

Un operativo masivo de tráfico sexual que ocurrió en varias ciudades del estado de la Florida terminó con 50 arrestos

El Periódico

La policía ha presentado cargos contra el multimillonario por “haber solicitado a una persona que cometa prostitución”.

La policía ha presentado cargos contra el multimillonario por “haber solicitado a una persona que cometa prostitución”. / Reuters

Semanas después de haber ganado el sexto Super Bowl, el propietario de los New England Patriots, Robert Kraft está en las tapas de todos los periódicos estadounidenses tras su arresto.  El magnate de 77 fue arrestado en la Florida el viernes tras ser detenido con otras 200 personas en lo que fue una gran operativo de prostitución en Jupiter, ciudad localizada 137 kilómetros norte de Miami.  Ahora enfrenta dos cargos de solicitación de prostitución.

Un operativo masivo de tráfico sexual que ocurrió en varias ciudades del estado de la Florida terminó con 50 arrestos y la emisión de 175 órdenes judiciales, de acuerdo a la información divulgada por las autoridades.

Un portavoz de Kraft salió de inmediato a negar que él fue una de la personas acusadas y que no se haría más comentarios sobre el tema.

Diferentes figuras políticas ha dejado saber su opinión sobre lo ocurrido.  El gobernador del estado de Massachusetts, Charlie Baker, se expresó sobre este escándalo y dijo que "encuentra  alegaciones profundamente perturbadoras y condena todos los actos de explotación sexual".

El mismo presidente de Estados Unidos, Donald Trump también habló se su gran amigo Kraft. "El ha proclamado su inocencia," dijo el mandatario.  

En los próximos días habrá más información al respecto pero también surge algunos interrogantes. Uno de ellos es la manera en la cual la NFL manejará el tema.  En temas criminales y sociales, el comisionado de dicha entidad, Roger Goodell, ha sido inconsistente y ha generado mucha controversia. El comisionado ha sido errático con los castigos que ha dado a jugadores que han sido acusados de crímenes y jugadores que se han arrodillado durante el himno nacional.

De acuerdo a la política de conducta personal de la NFL, los dueños de equipos también están sujetos a estas medidas, como lo son todas las personas relacionadas con la liga.