02 dic 2020

Ir a contenido

desastroso encuentro

Escándalo en Italia: un equipo de Tercera en crisis pierde por 20-0

El Pro Piacenza, que jugó con 6 juveniles y 1 masajista, fue humillado por su rival

Escudo del Piacenza.

Escudo del Piacenza.

La anunciada humillación del Pro Piacenza, que cayó 20-0 el domingo contra el Cuneo en la Serie C (Tercera División) tras jugar con siete futbolistas contra 11 a causa de su crisis económica, desnudó, una vez más, el lado oscuro de las categorías inferiores del fútbol italiano y la necesidad de nuevas normas que tutelen a los futbolistas.

Tras rozar la quiebra y no presentarse en los últimos tres partidos oficiales, el Pro Piacenza saltó al campo del estadio Paschiero de Cuneo (al norte del país) con seis juveniles más un masajista el domingo, una decisión al límite de las reglas, tomada para evitar su descalificación del torneo por parte de la Federación de Fútbol italiana (FIGC).

La crisis

Sin sueldo desde agosto, imposibilitados a pagar los alquileres de sus casas y sin perspectivas futuras, muchos jugadores del Pro Piacenza se desvincularon del club norteño el pasado enero, en busca de nuevos equipos y de un trabajo regularmente compensado. Así, el Pro Piacenza, colista con ocho puntos y ganador de un solo partido en los últimos diez, saltó al campo de Cuneo con seis jugadores nacidos después de 2000 y un masajista. Uno de los jugadores actuó, oficialmente, también como entrenador.

En el descanso ya perdían por 16-0 y el Cuneo, el rival, decidió aflojar la presión

Una situación surrealista, tanto para el equipo "piacentino" como también para el Cuneo, que tras irse al descanso por delante 16-0, paró de apretar y concluyó el duelo con victoria 20-0. Y es que, pese a que la Serie C siga siendo una categoría de fútbol profesional en Italia, no hay reglas claras que impidan que se produzcan casos de este tipo, con unos jóvenes, muchos de ellos hasta menores, lanzados a por una humillación descomunal a causa de las negligencias de un presidente.

Un presidente, en este caso Maurizio Pannella, que es dueño de la compañía de electrodomésticos Séleco, que hasta el año pasado era el principal patrocinador de la camiseta del Lazio, equipo de la Primera División italiana.

"Es una vergüenza inaudita lo que pasó en Cuneo. La humillación de los siete juveniles del Pro Piacenza es algo que no quiero volver a ver", afirmó este lunes Giancarlo Giorgetti, subsecretario para la Presidencia del Gobierno, con competencias en Deporte. "Hay que garantizar el respeto de las normas y, de paso, la prohibición de participación en los campeonatos para los clubes que no cumplen con las reglas", agregó.

La dignidad

"20-0 es jugar con la dignidad de los demás. En las categorías profesionales no es admisible empezar un partido sin el equipo completo. Hay que cambiar las reglas. Cambiémoslas lo antes posible, porque si confiamos en el criterio de 'directivos' y 'empresarios' será cada vez peor", publicó Tommasi, que lleva años defendiendo la figura del futbolista.

Temas Fútbol Italia