Ir a contenido

ANIVERSARIO EN EL PALAU

El cumpleaños feliz de Xavi Pascual

Cuatro colaboradores cercanos trazan un elogioso retrato de 'Pasqui', el triunfal entrenador que lleva 10 años en el Barça de balonmano

Joan Carles Armengol

Xavi Pascual, en primer término, delante de Raúl Entrerríos, Gonzalo Pérez de Vargas, Oliver Roy y Toni Rubiella.

Xavi Pascual, en primer término, delante de Raúl Entrerríos, Gonzalo Pérez de Vargas, Oliver Roy y Toni Rubiella. / JORDI COTRINA

Este sábado hace justamente 10 años y una semana que Xavi Pascual se convirtió en el entrenador del primer equipo del Barça de balonmano. Un tiempo en el que el técnico barcelonés y barcelonista -culé irredento- ha logrado 47 trofeos (incluídas dos Copas de Europa, en el 2011 y 2015) y todos los títulos puestos en juego desde la temporada 2014-15 en territorio español, donde el equipo se mantuvo invicto duranto cinco años, con una racha de 176 partidos sin perder, y un pleno de 7 títulos sobre 7 en el ejercicio 2014-15, igualando lo que había hecho el legendario Barça de Valero Rivera en la temporada 1999-2000.

Xavi Pascual, 'Pasqui', a sus 50 años sucesor histórico de Valero Rivera (con el interín de Xesco Espar y Manolo Cadenas), no sabe si estará 10 años más en el banquillo del Palau Blaugrana -"Cuando no tenga ganas lo diré, pero ahora estoy disfrutando tanto de mi equipo que no quiero plantearme otros retos", dice-, pero es consciente de haber recorrido una larga trayectoria en la que, en algunos momentos, ha tenido, reconoce, "sensación de plenitud".

"Ha hecho un equipo de verdad, dentro y fuera de la pista. Buenos jugadores y buena gente"

Raúl Entrerríos

Jugador del Barça

¿Pero cuáles son las claves de esta era victoriosa del balonmano azulgrana? ¿Cuáles son las virtudes que adornan a su líder, este entrenador para quien, curiosamente, ni los jugadores que se han ido del equipo han tenido una sola palabra de reproche? Cuatro protagonistas que han estado muy cerca del personaje en este periodo analizan su figura para trazar un retrato lo más aproximado posible del triunfal técnico.

Siempre inquieto

Palabras como trabajador, exigencia, rendimiento, pasión, innovador, compromiso, modernización, inquieto, trato, detalles, dinamismo, mentalidad, sentimiento, culé... salen de la boca de los cuatro testimonios, cuatro deportistas que han trabajado, y siguen trabajando, codo con codo con 'Pasqui' con la intención de seguir ganándolo todo y repetir, si es posible, aquel imposible pleno del 2014-15: de momento ya llevan cuatro títulos (Mundial de clubs, Supercopa de Catalunya, Supercopa de España y Copa ASOBAL) y faltan tres de los más importantes: Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones.

"'Pasqui' es una persona con una gran capacidad de trabajo que siente pasión por el balonmano. Si encima resulta que está trabajando en su club, porque es un gran culé, pues ahí tenemos el perfil de un ganador", asegura Toni Rubiella, el veterano técnico azulgrana de 61 años (lleva 34 en el club) que, tras ser el segundo de Pascual en sus ocho primeras temporadas, ejerce ahora de asistente técnico, analizando a rivales y al propio equipo.

"Es una persona muy trabajadora y con una gran  pasión por el balonmano. Y está en su club, es muy culé"

Toni Rubiella

Asistente técnico

Rubiella fue quien, en el 2011, se hizo cargo del equipo durante unas semanas mientras su primero se recuperaba de una intervención quirúrgica del corazón. "Xavi no cambió en nada después de la operación, lo llevó todo con absoluta normalidad, lo que demuestra su valentía. Siempre ha tenido un talante muy sencillo, no tiene nada de divo, y lo veo en este puesto el tiempo que él quiera porque no veo señales de cansancio ni agotamiento. Claro que en este club, ya lo sabemos, todo depende de los éxitos", añade Rubiella, que del trabajo diario con su primero destaca su inquietud. "Siempre intenta ir un poco más allá, tanto en el trabajo físico como en la sistemática de juego. Y es muy inquieto con las nuevas tecnologías, está muy al día de las nuevas tendencias y lo tiene todo estudiado. Trabajamos con 9 o 10 ordenadores donde está todo: estadísticas, aspectos fisiológicos, análisis del rival, análisis del propio equipo... Se hace un gran trabajo previo para que los jugadores tengan toda la información en sesiones de video cortas antes de los partidos", explica Rubiella.

"Se ve la mano de ‘Pasqui’ en que el equipo siempre sale a ganar; todos se vacían en la pista"

Oliver Roy

Segundo entrenador

Ganar, ganar y ganar

Oliver Roy, de 40 años, es la mano derecha de 'Pasqui' en el vestuario. Pascual lo integró al club hace 12 años, cuando él era coordinador y entrenador de porteros, y esta es su tercera temporada como segundo entrenador. Coincide con Rubiella en el gran trabajo que se hace antes de los partidos. "En semanas como esta, en que tenemos tres días antre partidos, llegamos a hacer tres sesiones de video (defensa, ataque y juego en desigualdad numérica), pero de 15 minutos como máximo cada una, y así nuestros jugadores salen siempre, siempre, con la máxima información del rival, sea en Champions o ante en Cangas", explica Roy, que tiene su opinión sobre el secreto de los 47 títulos logrados por Pascual. "No perder nunca las ganas de ganar. Este es el sello que imprime Pasqui en su equipo. Después de ganar un título, o 7 de 7, como sucedió, ya está pensando en qué podemos hacer para ser mejores y volver a ganar. Lo único que no perdona es que los jugadores no lo den todo, que no se vacíen en la pista, sea en los partidos o los entrenamientos". ¿Y defectos no tiene? "Bueño –replica Roy– quizá se le podría pedir que aflojara un poco la cuerda, que no trabaje tanto. Pero será difícil que cambie y, además, es bueno seguir por este camino".

"Para mí primero fue amigo y tutor, casi un padre. Él fue portero y nos entiende bien"

Gonzalo Pérez de Vargas

Portero del Barça

Atención a todos los detalles

Si Oliver Roy destaca la capacidad de Pascual de delegar responsabilidades y dar cuerda a sus colaboradores, Raúl Entrerríos, que casi ha coincidido con él en toda esta época (el central lleva 9 años en el Barça) ensalza su minuciosidad: "Se preocupa de todos los detalles, es un entrenador que mira más allá de lo que pasa en la pista. Además, es un hombre de club. Se ha preocupado de construir un equipo de verdad, con todas las letras, que funcione también fuera de la pista: buenos jugadores y buena gente. Esto es fundamental para lograr títulos. Todos sabemos que no ganamos por la camiseta, sino por el trabajo diario".

Y, desde la portería, Gonzalo Pérez de Vargas, también elogia a quien le fue a buscar a Toledo y creyó en él, a quien fue su tutor a la llegada a Barcelona con 16 años. "Además, como él jugó también de portero, sabe meterse en tu mentalidad y sabe lo que pasa por tu cabeza. Su exigencia es máxima".

Temas: Balonmano