Ir a contenido

PORTERO MÍTICO

Muere Gordon Banks, autor de la parada del siglo

El meta inglés, campeón del mundo en 1966, deja para la posteridad una célebre atajada a un cabezazo picado de Pelé

Joan Domènech

El mítico portero inglés Gordon Banks, autor de la mejor parada de la historia, en marzo del 2017

El mítico portero inglés Gordon Banks, autor de la mejor parada de la historia, en marzo del 2017 / Carl Recine (Reuters)

Con el debido respeto a Marc André Ter Stegen, inmortalizado en San Mamés en un espectacular escorzo fotogénico, la parada del siglo se asociará siempre a Gordon Banks. Sobre todo después de que el célebre portero inglés haya fallecido este martes “pacíficamente”, según informó su familia, a los 81 años.

Banks, nacido en Sheffield el 20 de diciembre de 1937, pasó a la historia por una intervención. Otros porteros han ganado más títulos, han sido más internacionales, han sido mejores, han sido más famosos y han parado más, pero ninguno tendrá el privilegio de ser recordado por la célebre acción que protagonizó en el Mundial de 1970: su parada a un cabezazo de Pelé.

Duelo de campeones

Tal vez fuera porque se produjo en el máximo evento futbolístico, porque fuera en los expectantes inicios de las transmisiones televisivas, porque se tratara de un Inglaterra-Brasil, el duelo entre el vigente campeón y futuro campeón, o porque el remate fuera de Pelé, pero el caso es que Banks hizo The greatest ever save. O sea: la parada más grande jamás vista.

El vídeo reproduce mejor que las palabras cómo fue la jugada: el forzado centro de Jairzinho desde la línea de fondo, el impecable y académico cabezazo de Pelé ajustando la pelota junto al segundo palo y la aparición inesperada de Banks de palo a palo sobre la línea de gol para desviar el balón a córner justo después de que botara en el suelo.

El fantasma azul

"Te estás volviendo demasiado viejo, Bansky, antes las agarrabas", dice la leyenda que le susurró Bobby Moore a su compañero, mientras Pelé se echaba las manos a la cabeza asombrado al ver aparecer un “fantasma azul”, en referencia a la camiseta del portero, para desbaratar su remate.

"Yo marqué el gol, pero Gordon Banks lo paró", dijo entonces un frustrado Pelé, que se intercambió la función con Jairzinho en la segunda mitad para que Brasil venciera a Inglaterra (1-0). O Rei dio el pase al extremo, que fusiló a Banks de cerca con un tiro cruzado.

Banks y Pelé, en el homenaje al meta en Stoke en el 2008. / CARL RECINE

He marcado muchos goles en mi vida, pero mucha gente, cuando se encuentra conmigo, siempre me pregunta sobre esa parada. Aunque en realidad fue fenomenal, mis recuerdos con Gordon no se definen por ella, sino que se definen por su amistad. Era un hombre amable y cálido que dio mucho a la gente”, escribió Pelé en una conmovedora carta tras el fallecimiento del meta inglés, con quien quedó unido para la eternidad: "Descansa en paz, amigo mío. Sí, eras un portero con magia. Pero tú también eras mucho más. Eras un buen ser humano".

"Descansa en paz, amigo mío. Sí, eras un portero con magia. Pero tú también eras mucho más. Eras un buen ser humano". La conmovedora carta de despedida de Pelé

La relación entre ambos no se limitó a los encuentros en actos oficiales de la FIFA. El astro brasileño viajó expresamente a Stoke en el 2008 en el homenaje que se tributó al portero que defendió el marco rojiblanco entre 1966 y 1973, cuando tuvo que dejar el club después de haber sufrido un accidente que le provocó la pérdida de un ojo. Un cáncer de riñón acabó con su vida a los 81 años.

Jack Butland, el actual portero del Stoke, homenajea al mito. / CARL RECINE (REUTeRS)

Flores en Stoke y Leicester

La estatua de Banks en el estadio del Stoke se llenó de flores. También se llenó de flores el estadio del Leicester City, el club en el que había militado desde 1958 a 1966, año en el que Inglaterra que se coronó campeona del mundo. De su calidad da cuenta que fuera el meta titular (73 veces internacional) pese a jugar en un equipo que siempre luchaba por eludir el descenso. En el Stoke solo conquistó una Copa de la Liga (1972) después de haber perdido tres finales con el Leicester. Su primer club fue el Chesterfield (1957-58).

Hace tiempo que Banks pasó a la posteridad. Ter Stegen tal vez haya hecho ya la parada del siglo XXI...