09 jul 2020

Ir a contenido

graves incidentes

El Terrassa retira a su equipo de veteranos por los insultos sexistas

Los jugadores increparon con gritos machistas a las futbolistas de su propio club y a las de Viladecavalls mientras disputaban un partido oficial

Sergi López-Egea

Los dos equipos y sus aficionados se plantaron en el campo para protestar por los insultos sexistas.

Los dos equipos y sus aficionados se plantaron en el campo para protestar por los insultos sexistas. / EF VILADECAVALLS

El Consejo de Administración del Terrassa FC, después una larguísima reunión de todos sus miembros que finalizó el lunes por la noche, acordó retirar de la competición a su equipo de veteranos como consecuencia de los graves incidentes que sucedieron el sábado en el estadio Olímpic, cuando un grupo de estos jugadores increpó con gritos e insultos sexistas a las futbolistas del conjunto femenino B que se enfrentaba al Viladecavalls en encuentro correspondiente a la Segunda Catalana.

"Después de haber analizado y hablado con todos los representados -afirma el comunicado- y los responsables de los equipos y las áreas implicadas en los incidentes, el Consejo de Administración ha tomado la decisión, de conformidad con lo establecido en el reglamento de régimen interno, de retirar de la competición al equipo de veteranos del club por considerar que las descalificaciones por insultos machistas son una falta muy grave".

Los jugadores veteranos, al parecer irritados porque se retrasaba el inicio de su partido ante el Júpiter, lanzaron diversos gritos contra sus compañeras femeninas y el equipo rival, que motivó la suspensión del encuentro y una sentada en el campo de las futbolistas, sus familiares y algunos aficionados en señal de protesta.

Los gritos, de un claro contenido sexista y machista, fueron reflejados en el acta arbitral, tal como publicó el lunes este diario. La mayoría de televisiones y diferentes medios informativos se hicieron eco de los incidentes. El Terrassa, en su comunicado, hace también un llamamiento a favor del compromiso por la igualdad y por un deporte alejado de cualquier síntoma de violencia.

Protesta federativa

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mostró "su más enérgico rechazo" a los insultos "soeces y machistas" vertidos en el partido. "Estos comportamientos no son aceptables en nuestro fútbol" explicó la RFEF en su cuenta oficial de Twitter.