10 jul 2020

Ir a contenido

Graves incidentes

Suspendido un partido femenino en Terrassa porque los veteranos insultaban a las jugadoras

Los futbolistas locales ofendieron a sus futbolistas y a las del Viladecavalls con gritos como "iros a la cocina, iros a fregar"

Sergi López-Egea

Los dos equipos y sus aficionados se plantaron en el campo para protestar por los insultos sexistas.

Los dos equipos y sus aficionados se plantaron en el campo para protestar por los insultos sexistas. / EF VILADECAVALLS

El partido de la Segunda División Catalana femenina que jugaban el Terrassa y el Viladecavalls, en el estadio Olímpic de Terrassa, fue suspendido el sábado por la tarde en el minuto 72 debido a los insultos que realizaron los jugadores del equipo de veteranos local quienes increparon con términos machistas a las jugadoras de ambos conjuntos. 

Los incidentes comenzaron cuando el equipo de veteranos del Terrassa estaba calentando detrás de una portería a la espera de enfrentarse al Júpiter. El partido iba con demora ya que estuvo parado varios minutos tras la grave lesión de una jugadora local lo que obligó a retrasar el encuentro masculino. "Una de nuestras rivales se lesionó de gravedad justo cuando la árbitra iba a pitar la media parte. Hubo bastante demora porque la futbolista tuvo que ser evacuada en ambulancia", explicó a este diario Vero Fernández, la entrenadora del Viladecavalls.

Los insultos

La árbitra del encuentro, Alexia Mayer, detalló en el acta arbitral que el partido tuvo que suspenderse en el minuto 32 de la segunda parte cuando tras el 1-4 anotado por el Viladecavalls comenzaron los insultos contra las futbolistas de ambos equipos. "Ellos estaban detrás de la portería en la que marcamos el 1-4 y fue entonces cuando se iniciaron los insultos. Eran todos veteranos, de diversas edades, desde los 30 años y hasta es posible que hubiese algún futbolista de 50", añadió Vero Fernández, quien añadió que en el Viladecavalls había futbolistas menores de edad. En el acta la árbitra reflejó los insultos que les llegaron a las jugadoras del Terrassa, tales como "iros a la cocina, iros a fregar, sois unas mierdas, sois unas guarras".

Pelea y protesta

"Salid ya del campo que tenemos que jugar nosotros, este partido tendría que estar suspendido. No tendría que estarse jugando", detalla el acta arbitral, según la agencia Efe, que señala a alguno de los jugadores de los veteranos del Terrassa. Posteriormente la escalada de insultos fue en aumento, lo cual obligó a la árbitra a solicitar la intervención del delegado de campo.

El conflicto derivó en una pelea entre jugadores de los veteranos del Terrassa y varias futbolistas de ambos equipos por lo que el partido fue suspendido en el minuto 75. Después, las jugadoras de los dos conjuntos se sentaron en el centro del campo en señal de protesta por lo ocurrido, lo que fue confirmado a este diario por la entrenadora visitante.

El comunicado

El Terrassa emitió este lunes un comunicado en el que condena "cualquier acto de violencia verbal y físico". "Nuestro club, que ha trabajado y continuará trabajando de una forma activa y enérgica por la igualdad, quiere resaltar que nuestros valores están muy alejados de la imagen que se dio. Desde nuestra entidad nos hemos comprometido a avanzar en la construcción de una sociedad y un deporte que camine con unos valores alejados de cualquier tipo de violencia, desde el respeto y trabajo en equipo, la lucha, el esfuerzo y la superación", añade la nota.