Ir a contenido

Sin rastros hasta ahora

Aparecen restos del avión de Emiliano Sala

Unos cojines de los asientos han sido encontrados en una playa de Normandía y ahora la Armada británica relanza la búsqueda

El rastro del aparato se perdió cuando el futbolista volaba de Nantes a Cardiff

El Periódico

Una fotografía de Emiliano Sala, el martes, en el marcador electrónico, donde el partido Arsenal-Cardiff.

Una fotografía de Emiliano Sala, el martes, en el marcador electrónico, donde el partido Arsenal-Cardiff. / AFP

Unos cojines de los asientos, que los investigadores atribuyen al avión desaparecido hace una semana y en el que viajaba de Nantes a Cardiff el futbolista argentino, Emiliano Sala, han aparecido en una playa de Normandía, en la costa francesa.

El anuncio ha sido realizado por investigadores británicos, citados por France Presse, quienes han matizado que "probablemente" y al no haber afortunadamente ningún otro avión desaparecido en el Canal de Mancha, son de la aeronave siniestrada, un Piper PA-46 Malibú,  donde volaba el jugador y el piloto que lo transportaba. Ambos están dados por desaparecidos.

Suspendida inicialmente la búsqueda

La policía británica suspendió la búsqueda al no encontrar rastro del avión en tierra y al suponer que, lo más probable, era que hubieran desaparecido en el mar. La familia del deportista ha iniciado privadamente una segunda búsqueda aunque esta localización puede dar un giro al suceso.

"Después de un examen preliminar, hemos llegado a la conclusión de que es probable que los cojines sean del avión que se ha perdido", ha informado la Oficina de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB) en un comunicado. 

En la localidad de Surtainville

Asimismo, fuentes policiales agregaron a Efe que los restos fueron encontrados por gendarmes en una playa de la localidad de Surtainville, en el noroeste de Francia, en la región de Normandía, frente a las islas anglonormandas de Guernesey y Jersey, bajo jurisdicción británica, donde desde el primer momento se centró la búsqueda del aparato.

Un primer análisis de esos restos indicó que pueden pertenecer al avión en el que llevaba a Sala de regreso a Cardiff, club por el que acababa de fichar, tras despedirse de sus antiguos compañeros del Nantes. La Oficina de Investigación y Análisis (BEA) francesa remitió la información a sus homólogos británicos de la AAIB, que son quienes se ocupan de la investigación y de la búsqueda del avión.

Buque especial

Nada más conocer ese hallazgo, la AAIB estudió relanzar la búsqueda, esta vez en el fondo del mar, a través de una campaña que se llevará a cabo mediante un buque de inspección submarina de la Armada británica. Ese barco, especializado en el rastreo del fondo marino mediante un sonar, comenzará a trabajar a finales de semana, puesto que las condiciones climáticas no lo permiten antes, indicó el AAIB en un comunicado.

Agregó que para sus trabajos utilizará un vehículo operado a distancia para la inspección visual de los restos. La AAIB indicó que tratarán de coordinar sus labores con las llevadas a cabo de forma privada ordenadas por la familia de Sala, que obtuvo aportaciones de futbolistas de todo el mundo para ello.