Ir a contenido

EL MUNDIAL DE BALONMANO

España se asegura una plaza en el Preolímpico tras vencer a Egipto

Cañellas, autor de nueve tantos, destaca en la complicada victoria de la selección de Jordi Ribera (36-31)

El Periódico

Ferran Solé culmina una acción de contrataque para la selección

Ferran Solé culmina una acción de contrataque para la selección / FRIEDEMANN VOGEL (EFE)

El sueño era pelear, al menos, por entrar en una de las semifinales del Mundial, pero España se tuvo que conformar con la séptima plaza final tras derrotar a Egipto por 36-31. El triunfo garantiza al equipo de Jordi Ribera la última plaza de clasificación para el Preolímpico de Tokio-2020 (del 16 al 19 de abril, en sedes por confirmar), un objetivo más que obligado después de que el equipo español, vigente campeón europeo, ya se quedara fuera de la última cita olímpica en Rio-2016.

No fue nada fácil para España cerrar bien el Mundial. No lo fue porque el ánimo de la  selección se encontraba bajo mínimos después de quedar fuera de la lucha por las medallas. Pero también por el alto rendimiento del cuadro egipcio, subcampeón africano, que ha competido con solvencia contra todos los rivales en el torneo, incluido Noruega y Dinamarca, las dos selecciones que este domingo pelearán por el título en la gran final (17.30 horas) en Herning.

Más agresividad defensiva

Egipto marcó el paso hasta el descanso (17-18), aprovechándose de las muchas facilidades que dio la selección, que aguantó el paso como pudo, sobre todo gracias a las buenas intervenciones del meta Pérez de Vargas. Pero un cambio en la actitud defensiva y una mayor agresividad con la entrada de Ferran Ariño como avanzado permitió al equipo español robar balones, correr al contrataque y cambiar el guion para tomar el control del marcador y no soltarlo ya hasta el final.  

El catalán Joan Cañellas, autor de 9 goles, con lanzamientos muy lejanos, fue uno de los jugadores que ayudó a despertar al grupo de Ribera. El otro fue Raúl Entrerríos, que movió bien al equipo y lo mantuvo en tensión.

Al margen de Cañellas, los máximos goleadores de equipo español fueron Ferran Solé (7), Entrerríos (5), Aleix Gomez y Adriá Figueras (4).

Temas: Balonmano