Ir a contenido

El perfil

Emiliano Sala, el cumplidor de sueños

El delantero argentino desaparecido emprendió la aventura europa a los 15 años y llegó a sonar como posible refuerzo del Real Madrid durante este mercado invernal

Iván Adler

Emiliano Sala con la camiseta del Nantes.

Emiliano Sala con la camiseta del Nantes.

Las noticias con la desaparición del avión que trasladaba a Emiliano Sala dieron la vuelta al mundo demasiado rápido. Con tanta rapidez como la que tenía él para recibir de espaladas, dar media vuelta y definir el gol ante el arquero. 

La ilusión de cumplir su sueño de triunfar como futbolista en Europa fue lo que lo llevó a viajar por primera vez a Francia a los 15 años. Y cinco años más tuvieron que pasar para que pudiera, por fin, firmar su primer contrato profesional con el Girondins de Burdeos, equipo que tenía una filial formativa de fútbol en Córdoba, Argentina, en la que Emiliano había participado. 'Proyecto crecer', se llamaba. Ahí lo vieron directivos franceses y decidieron reclutarlo. Antes, había crecido como jugador en el Club Atlético y Social San Martín, el equipo de Progreso, la localidad donde aún vive toda su familia y adonde él suele ir de vacaciones.

Viajar a Francia suena muy bonito. No lo es tanto cuando tienes que separarte de la familia y dejar atrás el pueblo Cululú, de solo 3.000 habitantes, donde Emiliano Sala nació el 31 de octubre de 1990. Claro que después de comprobar sus estadísticas en el Nantes, donde ha jugado 130 partidos y ha marcado 48 goles, y de verse en la tabla de máximos anotadores de la Ligue 1 junto a dos gigantes como Neymar Mbappé, debía de pensar que todo el esfuerzo de ir a un país con otro idioma y otras costumbres había valido la pena.

Un ascenso gradual

Pero antes de racalar en el Nantes hubo una largo periodo de esfuerzos y sacrificios. Cuando firmó su primer contrato profesional empezó a jugar en el segundo equipo del Girondins, que rápidamente lo cedió al US Orleans, de la Tercera División francesa, donde destacó como goleador. Su progresión gradual lo llevó, nuevamente cedido, al Niort, de la Segunda División, y ahí entró en la historia del club tras haber superado, con 18 goles, el récord anotador en una sola temporada.

Cuando en el 2014 volvió a Burdeos para jugar en la Primera División, Sala pudo decir que lo logró. Atrás quedó un periodo de dudas en el que se llegó a plantear si quería realmente ser futbolista o sería mejor ponerse a estudiar alguna carrera universitaria. Aunque pudo conseguir jugar en la máxima división del fútbol francés, el argentino no tuvo la continuidad esperada y fue cedido al Caen. Cinco goles en 13 partidos le bastaron para que el Nantes comprara su ficha en el 2015. Y allí explotó: sus 48 dianas en 130 duelos convencieron al Cardiff City para pagar 17 millones de euros y hacer efectivo el fichaje más caro en su historia. Incluso el Real Madrid pensó en él para reforzar su delantera en este mercado invernal.

Argentina, Independiente, Messi

Emiliano Sala se le habían cumplido muchos sueños. Pero le faltó uno. Nunca pudo jugar profesionalmente en Argentina y soñaba hacerlo con la camiseta de Independiente de Avellaneda, el 'Rey de Copas'. Otro sueño, pero quizá más alejado, era jugar en la selección argentina con un tal Lionel Messi.

Hoy, lamentablemente, su paradero es desconocido después de que el avión privado que lo trasladaba a su nuevo club haya desaparecido del radar en el Canal de la Mancha. El hombre que empezó a viajar desde chico para cumplir su gran ilusión de ser futbolista profesional, que viajó este lunes por la noche para seguir cumpliendo sus sueños, se perdió sin acabar de llegar a su destino.

Temas: Francia