Ir a contenido

MUNDIAL DE BALONMANO

España vuelve a soñar con las medallas tras el tropiezo de Croacia ante Brasil

'Los Hispanos' deben ganar sus dos partidos y esperar que los balcánicos empaten con Alemania y pierdan con Francia

José María Expósito

El brasileño Jose Toledo celebra el triunfo de su selección sobre Croacia.

El brasileño Jose Toledo celebra el triunfo de su selección sobre Croacia. / AP / MARTIN MEISSNER

España vuelve a soñar con las medallas en el Mundial de balonmanoLa derrota cosechada el sábado contra Francia, justo después de perder también contra Croacia, dejaron las opciones de los 'Hispanos' de clasificarse para las semifinales supeditadas a una combinación de resultados muy improbable. La carambola sigue siendo difícil, pero la inesperada derrota de Croacia ante Brasil de este domingo (29-26) abren una rendija de esperanza para el conjunto de Jordi Ribera.

España sigue siendo cuarta con solo dos puntos, correspondientes a su victoria contra Islandia en la primera fase. Cualquier opción de acabar entre las dos primeras de grupo y pasar a semifinales pasan irremediablemente por ganar este lunes a Brasil (18.00 horas. TDP), precisamente la selección que ha insuflado vida a España, y que Croacia y Alemania empaten después (20.30 horas). De esta forma, Alemania tendría 6 puntos, Croacia 5 y España 4.

La selección llegaría viva así a la última jornada, el miércoles, cuando aún necesitaría otro resultado ajeno: que Francia derrote a Croacia. Si eso ocurriese, la segunda plaza se resolvería en el último partido, un Alemania-España en el que a los de Jordi Ribera solo les valdría la victoria para acabar segundo de grupo (con los mismos 6 puntos que los germanos) y colarse en semifinales. Una carambola todavía muy complicada, pero mucho más creíble que hace 24 horas tras la derrota contra Francia.

El rival de este lunes

Ribera alertó este domingo del potencial de Brasil. "Es gente joven, experimentada a nivel internacional, dado que la mayor parte de ellos está en Europa; un equipo con fortaleza, con alternativas defensivas, ya que dominan el 6-0 y el 5-1, con una portería que colabora y extremos muy rápidos, y sin olvidar su poder en el lanzamiento exterior con Langaro y Toledo", explicó el seleccionador.

Brasil y España han cruzado sus caminos en 18 partidos a la largo de la historia, y en ellos el conjunto sudamericano únicamente ha derrotado al español una vez: en junio de 2007, en Río de Janeiro, por 36:29. Mañana, precisamente, se cumplen dos años desde el último precedente entre brasileños y españoles, en los octavos de final del Mundial del 2017, con victoria por la mínima (27-28) del equipo español, ya dirigido entonces por Ribera.

Temas: Balonmano