Ir a contenido

EL RALLY MÁS MARATONIANO

Sainz sufre ante Loeb y Barreda sigue como lider del Dakar

El piloto surafricano De Villiers y su Toyota lideran la clasificación de coches y el castellonense de Honda, la de motos

Emilio Pérez de Rozas

Loeb, durante la segunda etapa del Dakar 2019.

Loeb, durante la segunda etapa del Dakar 2019. / AFP

El francés Sébastien Loeb (Peugeot) ha ganado hoy la segunda etapa del Dakar en coches, con ocho segundos de ventaja sobre el español Joan 'Nani' Roma (Mini), que quedó en segunda posición en una jornada en la que pudo recuperar el tiempo que perdió el primer día. En motos, el triunfo correspondió al actual campeón, el austríaco Matthias Walkner (KTM), con problemas el primer día, que se ha recuperado hoy aunque no ha podido arrebatarle el liderato al castellonense Joan Barreda (Honda), tercero en el día de hoy. En coches, el líder es el surafricano Giniel De Villiers (Toyota), otro de los gurús de este maratoniano rally.

Loeb sumó así su 11ª victoria de etapa en el Dakar al hacer el mejor tiempo del día, con un recorrido entre las ciudades peruanas de Pisco y San Juan de Marcona de 511 kilómetros, de los que 342 era cronometrados.El español Carlos Sainz (Mini), vigente campeón del rally, acabó a 4 minutos y 40 segundos de Loeb y en la general se queda a 2 minutos y 28 segundos de De Villiers.

El sufrimiento de Sainz

Sainz fue el segundo coche en comenzar este martes una etapa en la que los automóviles debían abrir pista, por delante de las motos, con el consecuente riesgo de desorientarse y perder tiempo. El madrileño solo tenía por delante al catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), que había ganado la etapa prólogo del rally y que este martes terminó un minuto por detrás de Sainz y cayó a la octava posición de la general.

Sainz explicó a la agencia EFE, que había llegado a la meta con una rueda pinchada porque prefirió no detenerse a cambiarla."En la etapa de hoy hemos pinchazo en dos ocasiones, en una paramos a cambiar la rueda y en el segundo pinchazo ya hemos llegado a meta pinchados", explicó Sainz.

"También hemos tenido algún problema con el sistema de hinchado y deshinchado de ruedas, y creo que también hemos llegado con un amortiguador dañado", dijo el madrileño sobre el sistema que tiene su coche para inflar las ruedas de manera automática desde el interior de la cabina, sin necesidad de bajar del automóvil.

Temas: El Dakar