Ir a contenido

DUELO DE GRANDES GUARDAMETAS

Vaclik y Oblak imponen su ley

El checo dejó paradas imponentes para sostener al Sevilla, al igual que el eslovaco para aguantar al Atlético

Álvaro Ramírez

Vaclik atrapa el balón ante Savic en el Sánchez Pizjuán.

Vaclik atrapa el balón ante Savic en el Sánchez Pizjuán. / REUTERS / MARCELO DEL POZO

Hasta los porteros terminaron firmando tablas. Sevilla y Atlético se sostuvieron en las poderosas manos de Thomas Vaclik, un meta checo, de 29 años, y de Jan Oblak, eslovaco, de 25. A cada gran parada del meta sevillista replicaba el cancerbero rojiblanco, enzarzados ambos en un precioso duelo de eficacia.

Cada uno, eso sí, con su estilo. Vaclik, todo un descubrimiento para el sevillismo, supo desactivar el momento decisivo del Atlético en la segunda parte, ya con el 1-1 en el marcador. Entonces, se plantó Griezmann delante de él. Pero el exportero del Basilea, donde brilló durante cuatro años antes de que el Sevilla pagara siete millones de euros este verano por su fichaje, resistió en esa mano a mano.

Cada uno con su estilo, pero igual de decisivos y trascendentes resultaron ambos porteros

No se arrodilló antes de tiempo y el disparo con el exterior de la estrella francesa fue repelido por Vaclik con astucia. Aún tuvo tiempo para firmar el guardameta del Sevilla otra parada imponente en un envenenado y potente disparo de Thomas desde fuera del área.

De nuevo, Vaclik sostenía de pie la estructura defensiva del conjunto de MachínOblak, fiable como de costumbre, tampoco erró. Evitó el 2-0 de Ben Yedder en la primera mitad cuando el Atlético sufría mucho ante un gran Jesús Navas y el eslovaco evitó también el 2-1 cuando el disparo de Promes estaba levantando al Sánchez Pizjuán.

Simeone, en el Sánchez Pizjuán. / EFE / JOSÉ MANUEL VIDAL

"Tras un mal primer tiempo tiramos de rebeldía" (Simeone) 

"Viendo como está el Sevilla y lo bien que está en su casa, creo que hicimos un partido importante. Tras un mal primer tiempo tiramos de rebeldía. A los problemas, soluciones, y las encontramos", se felicitó Simeone tras esos primeros 45 minutos en los que se vio superado por el Sevilla. Al final, nadie perdió porque Vaclik y Oblak impusieron su ley. Nadie pudo con ellos.