Ir a contenido

PARTIDO APLAZADO DE LIGA

El Madrid abre el año con un fiasco en Vila-real (2-2)

El equipo de Solari, que remontó el gol inicial de los locales, terminó sufriendo y perdiendo dos puntos en los últimos minutos

Alejandro García

Cazorla celebra el empate del Villarreal ante el Madrid. / EFE

Cazorla celebra el empate del Villarreal ante el Madrid.
Samu (i) intenta desbordar a Casemiro.

/

Poco o nada ha cambiado en el Madrid con la llegada del nuevo año, salvo la distancia con el Barcelona en Liga, que sigue creciendo (7 puntos): tercer partido seguido contra un equipo en descenso de La Liga y tercer encuentro sufrido, lastimero y pesaroso. El equipo de Solari, que salió con su once de gala, remontó rápido un partido que empezó perdiendo, pero entonces desistió y dejó el juego a merced de un Villarreal que no consiguió más que un empate solo por propios problemas e impotencia, ante un Madrid que sigue evidenciando problemas estructurales.

Los dos equipos empezaron presionando, intensos y juntos, pero mientras el Madrid se ahogaba en la salida, el Villarreal encontró una mina en el duelo entre Marcelo y Samu Chukweze. El joven nigeriano generó la primera ocasión amarilla en velocidad, a la espalda del lateral, en la segunda, con una recepción de espaldas, desbordó al brasileño y siguió avanzando hasta encontrar a un solitario Cazorla en el pico izquierdo del área, desde donde acarició la pelota con el interior para alejarla de la mano de Courtois, que ya había sumado una buena intervención, y acercarla a la red.

Empate rápido

El Madrid reaccionó inmediatamente, casi como un interruptor que se activa para empezar a jugar, desbordar y llegar directo a la portería contraria. La primera jugada blanca terminó en gol con poco más que un par de pases en la banda, un centro de Lucas Vázquez y un remate cómodo de Benzema para empatar.

Con el guión de partido acelerado, el Villarreal se vio neutralizado antes de poder disfrutar de su ventaja y el Madrid tomó el mando del partido. Los de Solari redujeron problemas con la posesión y Benzema, con su inherente irregularidad, sigue siendo el atacante más fiable del equipo. Ya con un gol en su cuenta, el 9 francés fue tan 10 como siempre que juega bien, filtrando pases imposibles y buscando compañeros para combinar sobre todas las cosas.

En sus antípodas, un Bale renqueante que se echó la mano al gemelo a la media hora de partido y trotó por el césped durante el resto de la primera parte, hasta que se quedó en el vestuario. El Villarreal se fue hundiendo, dejó de robar y de intimidar y empezó a zozobrar, como hizo su defensa en el centro de Kroos que remató Varane para remontar en 20 minutos un partido que pintaba muy mal para el Madrid en el minuto 3.

La renuncia blanca

La sensación era de que el Villarreal ya había gastado su única bala, pero el Madrid renunció a mantener el dominio que le había llevado al gol, le entregó el balón al equipo local y le dio una inyección vital con la que nadie contaba en el Estadio de La Cerámica. Los de García Plaza fueron creciendo en torno a la veteranía de Cazorla y la impetuosidad de la juventud de Chukweze, mientras los problemas estructurales del Madrid siguen creciendo.

Entre Vinicius e Isco, Solari eligió al malagueño para sustituir al quebradizo Bale al descanso, pero su influencia no se notó demasiado en el partido. Abandonó constantemente la banda y se movió por zonas centrales, pero la inapetencia y las contadas posesiones largas de su equipo disiparon su aportación.

El Madrid le permitía jugar al Villarreal como si el partido estuviera sentenciando, sin vigor ni energía y las llegadas locales empezaron a tornarse en escandalosamente frecuentes. Cada entrenador mandó un mensaje con sus cambios, Luis García introdujo a dos delanteros, Ekambi y Bacca, y Solari a un mediocentro, Valverde.

El Villarreal ganó peligro en los últimos metros, pero perdió el control del balón en el resto. Tuvo la sentencia Lucas Vázquez, pero no es titular en este equipo por ser un dechado de virtudes en ataque. Tuvo innumerables llegadas el Villarreal, hasta que llegó el anunciado empate con otra aparición de Cazorla, con el segundo gol de cabeza de su carrera, a centro de Fornals.

Ficha del partido:

VILLARREAL         2

REAL MADRID     2

Villarreal: Asenjo (5); Layún (3), Álvaro (4), Victor Ruiz (5), J. Costa (6); Fuego (5), Caseres (6); Chukweze (7), Fornals (5), Cazorla (8); G. Moreno (6). Técnico: Luis García Plaza (6). Cambios: Ekambi (6) por Cáseres (m. 63), Bacca (7) por G. Moreno (m. 67), Trigueros (7) por Fuego (m. 81).

Madrid: Courtois (7); Carvajal (6), Ramos (7), Varane (6), Marcelo (3); Casemiro (5), Kroos (4), Modric (4); Lucas Vázquez (5), Bale (4), Benzema (6). Técnico: Santiago Solari (4). Cambios: Isco (6) por Bale (m. 45), Valverde (5) por Modric (m. 63), Vinicius (sc) por Kroos (m. 85)

Goles: 1-0 (m. 3) Cazorla de tiro cruzado tras una gran jugada de Chukweze. 1-1 (m. 6) Benzema de cabeza en el área pequeña tras un centro de Lucas Vázquez. 1-2 (m. 19) Varane de cabeza tras un saque de falta. 2-2 (m. 81) Cazorla de cabeza en el área pequeña tras un centro de Fornals.

Árbitro: González Fuertes (6), asturiano. Tarjetas: Casemiro (m. 40), Álvaro (m. 44), Ramos (m. 88), J. Costa (m. 91)

Estadio: La Cerámica. Espectadores: 19.903.