Ir a contenido

EL 2019 DEPORTIVO

2019: Paso al Mundial... femenino

Francia cita a las mejores futbolistas y Madrid acogerá el estreno de la nueva Davis

Albert Guasch

La barcelonista Patricia Guijarro celebra un gol en el Mundial sub-20

La barcelonista Patricia Guijarro celebra un gol en el Mundial sub-20 / EFE

No va ser el 2019 un año de eventos gigantescos. Entiéndase por ello unos globalistas Juegos Olímpicos o un frenético Mundial de fútbol. Pero atentos que hay una cita balompédica que puede atrapar más atención que nunca. La Copa del Mundo de Francia de fútbol femenino se postula este verano para llenar sensaciones de vacío. 

Las recientes conquistas en categorías inferiores por parte de la selección española dispararon la fama de unas cuantas futbolistas. Un Mundial de las mayores en estos momentos de impulso a la Liga Iberdrola puede elevar los ratings de audiencia a unos niveles masculinos. El rendimiento de las representantes propias marcará el ritmo.

El campeonato dura un mes y España se presenta con buenas credenciales. Ahora mismo ocupa el quinto puesto del ránking UEFA. Buen augurio. “Puede ser la selección tapada”, dijo la nueva seleccionadora alemana. Lo dijo porque Alemania y España han sido agrupadas en el sorteo. Y esa es la mala noticia. Las alemanas son muy buenas. Han ganado dos mundiales consecutivos y se encuentran en el segundo puesto del ránking UEFA. El primero corresponde a Holanda, actual campeona europea.

Messi mira el lejano horizonte de sus posibilidades. / JORDI COTRINA

El combinado que dirige Jorge Vilda no ha perdido ni un partido en el 2018, sustento de la declaración de respeto de la preparadora germana y del optimismo español. No hay nadie a quien no pueda ganar. Apunta la cita de Francia como la oportunidad de consagración de un elenco de estupendas jugadoras que han ido forjándose una reputación en los últimos tiempos: Jenni Hermoso, Patricia Guijarro, Alexia Putellas, Irene Paredes… Sin embargo, conviene no engañarse: las principales favoritas son otras. Francia, Inglaterra, EEUU, Australia… Pero hay partido. Dejémoslo así.

En la órbita barcelonista

Colocando el foco en la gran casa azulgrana, casa rodeada de exigencias elevadas, opiniones múltiples y vanidades indisimuladas, el barcelonismo suspira por un nuevo prodigio de Leo Messi. Dijo aquello de que quería alzar la “copa tan linda” y nada fascina más que el espectáculo de contemplar al mejor ser humano que se ha visto nunca con un balón perseguir un objetivo anunciado a los cuatro vientos. Una presión auto impuesta. Ganar o ganar. Esa gran final de Champions se jugara en el Wanda el 1 de junio.

A nivel institucional, preparémonos también para otear los primeros movimientos claros en pos de la sucesión de Josep Maria Bartomeu. No acaba mandato presidencial hasta el 2021, pero esa butaca es como una bola de dragón. Da poder. Así que algunos van a empezar a publicitar su nombre. Preparémonos también para ver las excavadoras en el Mini y el Camp Nou. Empiezan unas largas obras. Conoceremos el apellido del Estadi, y de todo el Espai Barça, y se inaugurará el campo Johan Cruyff, sustituto del Mini, allá en Sant Joan Despí. Ahora mismo ya es más que un esqueleto.

Será el 2019 el año en que se disputará la nueva Copa Davis, la popularmente conocida como la Davis de Piqué. Después de una previa de clasificación en enero, la fase final, con 18 equipos, se concentrará en una única sede, en Madrid, del 18 al 24 de noviembre. Será igualmente el año de los primeros mundiales de atletismo sin Usain Bolt desde el 2007 (en Qatar), la primera final de Copa Libertadores a partido único (en Santiago de Chile) y el primer Dakar en un solo país (en Perú).