01 jun 2020

Ir a contenido

RELEVO EN LA CIMA

El Dortmund tiene media Bundesliga

El equipo renano se va de vacaciones con seis puntos de ventaja sobre el Bayern, el campeón los últimos seis años

Joan Domènech

Los jugadores del Boorussia Dortmund celebran la última victoria antes del parón invernal de la Bundesliga.

Los jugadores del Boorussia Dortmund celebran la última victoria antes del parón invernal de la Bundesliga. / SASCHA STEINBACH (EFE)

El Bayern de Munich ha ganado tantas Bundesligas (27) como los otros once equipos que alguna vez han sido campeones (28). El apabullante dominio, rubricado con los seis últimos títulos consecutivos que ha encadenado, podría acabar frente al único equipo capaz de plantarle cara. El último campeón conocido (2011 y 2012) previo a la dictadura de los bávaros. El Borussia Dortmund se ha ido de vacaciones –el torneo alemán se detiene un mes, hasta el 18 de enero- con seis puntos de ventaja sobre el campeonísimo.

“Solo nos hemos comido la mitad del pastel”, dijo Marco Reus, el capitán del Dortmund al final de la última jornada. Él sabe más que nadie lo absurdo que es hacer planes de futuro. Las lesiones han lastrado su carrera. El delantero se perdió un Mundial y una Eurocopa, y en las últimas temporadas apenas ha podido jugar 17 y 11 partidos de Liga. Este año ha disputado las 17 jornadas. Completas. Menos 37 minutos.

"Solo nos hemos comido la mitad del pastel"

Marco Reus

Delantero del Dortmund

Alcácer, tras su gol al Fortuna Düsseldorf. / MARTIN MEISSNER (AP)

Alcácer, el 'pichichi' de la Bundesliga

Tal vez sea Reus, segundo en la clasificación de goleadores con 11 tantos, uno de los secretos del Dortmund. No el único, por supuesto. En un lugar preferente está Paco Alcácer, el líder de los artilleros (12). Saliendo, a menudo, del banquillo. Pero el exdelantero del Barça ha recobrado la confianza ante la portería y ha rehabilitado su prestigio de realizador, hasta el punto de que el club alemán ha ejercido a los tres meses la opción de compra incluida en la cesión del mes de agosto.

El Borussia ha cogido impulso por el espíritu renovador y ambicioso que representan Reus y Alcácer. Pero también el regreso a Occidente de Axel Witsel (29 años), que anduvo olvidado en China y la selección belga ha rescatado para la élite. O el aire fresco que ha insuflado Jadon Sancho (18 años), surgido de la cantera del Manchester City y que se marchó de Inglaterra por no recibir la garantía de tener un puesto fijo en el primer equipo.

Favre se abraza a Sancho y otro jugador del Borussia. / Awolfang rattay (reuters)

La experiencia de Favre

Esa garantía se la ha dado el suizo Lucien Favre, un técnico con 20 años de carrera y que hace 10 que no logra un título desde las dos Ligas seguidas con el Zúrich (2007). Favre es un gran conocedor de la Bundesliga por su pasado en el Borussia Moenchengladbach y el Hertha de Berlín.

Conoció como rival el último gran Dortmund que dirigió Jurgen Klopp (bicampeón de Liga) y el de Thomas Tuchel y ha sabido reinyectar la ilusión a una plantilla que parecía acomplejarse. Nico Kovac llegó este mismo verano al Bayern pero en el vestuario de Múnich no se ha detectado reacción alguna. De momento.