Ir a contenido

RESPUESTA PARLAMENTARIA

El Govern afirma que controla a 150 ultras en el Camp Nou

El Barça y los Mossos sostienen que los Boixos tienen vetada la entrada al estadio, pero admiten que no pueden impedir el acceso a título individual

El Periódico

Un grupo de boixos nois enciende una bengala en la grada del Estadi Olímpic, en el 2008.

Un grupo de boixos nois enciende una bengala en la grada del Estadi Olímpic, en el 2008. / JOAN MONFORT

El Govern ha admitido que unos 150 hinchas ultras del Barça entran habitualmente en el Camp Nou para seguir los partidos. Según los datos de la Conselleria de Interior, se trata de 100 miembros de los Boixos Nois y 50 de su rama joven, conocida con el nombre de Cachorros. Así ha respondido el titular del departamento, Miquel Buch, en una respuesta parlamentaria por escrito al grupo de Catalunya en Comú Podem, que interrogaba al Ejecutivo catalán sobre la presencia de grupos ultras en los campos de fútbol.

Según explica Buch, el único club en Catalunya con "raíces más radicales" es el FC Barcelona, pues hay miembros de los Boixos Nois y los Cachorros que acceden al campo por su condición de "abonados". Estos hinchas, añade, se ubican en las gradas de animación, que "disponen de elementos de seguridad y de control especiales, como controles biométricos, pantallas de separación de gradas, etc.", y están sometidos a "control policial y de seguridad privada" para garantizar que se mantienen en sus asientos y que no se concentran.

A raíz de esta respuesta parlamentaria, el FC Barcelona y los Mossos d'Esquadra han aclarado, en un comunicado conjunto, que ni los Boixos Nois ni ningún otro grupo ultra puede entrar en el Camp Nou, de acuerdo con la "firme voluntad" del club de "erradicar cualquier expresión de violencia" en su estadio. La nota señala que el acceso al llamado Espai d'Animació está sujeto "a una estricta normativa" y a la autorización de cada uno de sus miembros por parte de los Mossos, y recuerda que ni el club ni la policía pueden impedir la entrada al estadio a título indivisual que no tengan prohibido el acceso a un recinto deportivo como consecuencia de un procedimiento administrativo o judicial.

Respecto de otros equipos, el 'conseller' destaca que no hay ningún otro grupo ultra que entre en los estadios y apunta que en el Español existe una agrupación, el Rcdefirm, integrado por unas 15 o 20 personas que se reúnen fuera del estadio porque tienen prohibida la entrada por una resolución judicial.