Ir a contenido

LA AGONÍA DE UN CONJUNTO CATALÁN

Los jugadores del Reus denuncian y el club desaparecerá en cinco días

Los aficionados rojinegros han convocado una manifestación este sábado para pedir la venta de la entidad

Joan Vidal

Los jugadores del Reus, este martes antes de la reunión con LaLiga.

Los jugadores del Reus, este martes antes de la reunión con LaLiga. / REUS CF

La decisión está tomada. La plantilla al completo del Reus Deportiu ha comunicado que no acepta el pago de LaLiga de Fútbol Profesional y procede a la denuncia de la entidad del Baix Camp por los tres meses de impago. La paciencia se ha terminado y los jugadores, con todo el derecho, quieren rehacer sus vidas profesionales lejos del Municipal.

Solución drástica pero necesaria que comportará la disolución del conjunto reusense, ya que 12 de los 16 miembros de la plantilla pasarán, salvo sorpresa de pago in extremis de las cantidades retrasadas, a ser agentes libres con capacidad de negociar con cualquier equipo interesado.

Nefasta gestión

Las cuatro fichas restantes, como no se podrá disputar ningún partido por falta de efectivos, también quedarán sin equipo de forma automática. La desaparición será un hecho a los cinco días de la entrega de la notificación de la denuncia. El serial ya tiene fecha de caducidad. Un escenario que era presumible pero que no deja de sorprender por su impacto y trascendencia. 

El Municipal abrirá sus puertas por última vez en Segunda este sábado para recibir al Córdoba

El club quedará en breve sin su primer equipo. No se espera ningún golpe de teatro por parte de Joan Oliver. Nadie quiere hacerse con un club con una deuda de cinco millones de euros y con unas perspectivas más que negativas de cara al futuro. Nefasta gestión, lamentable final. Para el sábado hay convocada, entre los aficionados rojinegros, una manifestación, a las 16.30, en los aledaños del Estadi para pedir la venta de la entidad.

El Municipal abrirá sus puertas por última vez en la categoría de plata del fútbol español este sábado para recibir al Córdoba (18.00h). Se espera un lleno absoluto en lo que será un partido de emociones fuertes y llantos desconsolados. La competición quedará desvirtuada y LaLiga tendrá que apresurarse en encontrar una solución a un quilombo que afecta y mucho a su imagen.