Ir a contenido

ÚLTIMO PARTIDO DE LA JORNADA

El Athletic tumba al Girona en el descuento con un penalti polémico (1-0)

Aduriz transforma una pena máxima que supone la primera derrota del equipo gerundés a domicilio desde el 8 de abril

Jordi Danés

Acción de una gran parada de Iraizoz en San Mamés.

Acción de una gran parada de Iraizoz en San Mamés.

El Athletic, que no ganaba un partido desde el 20 de agosto, se impuso al Girona, que no perdía lejos de Montilivi desde el 8 de abril, en un partido marcado por la polémica y por el VAR, que apareció en la primera parte para anular el 0-1 de Stuani pero que no hizo acto de presencia en el último minuto de partido para revisar el no penalti de Ramalho a Muniain y que Aduriz transformó en el 1-0 que significó el triunfo de los locales cuando el Girona ya saboreaba un punto. Se lo merecía Gorka Iraizoz, el mejor futbolista de los 26 que saltaron al césped de San Mamés.

Eusebio apostó por la experiencia de Granell antes que por la juventud y el hambre de Valery, tal vez porque sacar de entrada en San Mamés al futbolista del filial hubiese sido echarlo a los leones, que se tomaron el partido como una final y empezaron rugiendo como nunca. De hecho, Gorka Iraizoz emergió como protagonista principal del partido ante su exequipo. El meta navarro frustró el inicio hiperevolucionado de los vascos con tres manos prodigiosas.

Aduriz transforma la pena máxima que sentencia al Girona. / AFP

La primera para sacar un remate cruzado de Williams cuando San Mamés ya celebraba el 1-0 (7’); la segunda, tras un remate de Aduriz que también parecía medio gol (8’) y la tercera para impedir que, nuevamente Aduriz avanzara a los de Garitano (15’).

Gol anulado a Stuani

El Athletic apretó lo indecible en un inicio de partido donde se hizo merecedor de una mejor suerte. Pero la fortuna que le faltó en el área del Girona la tuvo en la suya después que el VAR anulara el 0-1 a Stuani en la primera ocasión que tuvieron los visitantes (20’). El pichichi se ayudó con la mano para batir a Herrerín y la acción no pasó desapercibida desde las Rozas.

San Mamés celebró la anulación del 0-1 como un gol, pero el impulso anímico no sirvió para que los locales mantuvieran el intenso ritmo del primer cuarto de hora. Los de Eusebio dieron un pequeño paso al frente y Borja, Pere Pons y Pedro Porro pudieron avanzar a los visitantes, aunque sus ocasiones fueron incomparables con las que tuvo el Athletic, que volvió a la carga en los diez últimos minutos y volvió a poner en serios aprietos a la defensa gerundense. Emergió otra vez Gorka para firmar un primer tiempo de matrícula de honor, ésta vez para enviar a córner una volea de Córdoba (42’).

La segunda parte fue casi de monólogo del Athletic, con el Girona dando un paso atrás y cerrando filas. Con las líneas muy separadas, los visitantes apenas supieron enlazar con los hombres de arriba y los locales fueron los dueños indiscutibles del partido. Iraizoz volvió a aparecer para salvar acciones de Capa (52’), de Raul García (57’), de Núñez tras un remate al palo de Aduriz (74’), pero no pudo, en el último minuto, adivinar las intenciones del delantero centro del Athletic, que le engañó desde los once metros e hizo estallar de júbilo a los cerca de 35.000 espectadores que arroparon a los suyos en San Mamés.

Ficha técnica

Athletic (1): Herrerín (5); Capa (6), Unai Núñez (6), Yeray (6), De Marcos (6); Córdoba (6) (Muniain 82’) (5), Dani García (6), Raúl García (6), Beñat (6) (San José 75’) (5); Williams (5) (Susaeta 61’) (5) y Aduriz (7).
Girona (0): Iraizoz (8); Ramalho (6), Bernardo (7), Juanpe (7); Porro (6), Pere Pons (6), Aleix Garcia (5) (Douglas Luiz 61’) (5), Granell (5); Portu (5) (Choco Lozano 71’) (5), Borja García (5); y Stuani (5).
Árbitro: Prieto Iglesias, del comité navarro (4). Amarillas: a los locales Beñat (54’), Núñez (78’) y Capa (81’), y al visitante Juanpe (83’). Rojas: ninguna.
Público: 34.060 espectadores en San Mamés.