Ir a contenido

CAMPEONATO DEL MUNDO DE PISCINA CORTA

Vall y Corró sostienen las opciones de medalla en el Mundial de Hangzhou

España acude con nueve nadadores a una cita sacudida por la demanda de un grupo de nadadores contra la FINA

Luis Mendiola

Jessica Vall, en una imagen de archivo, en la prueba de los 200 braza

Jessica Vall, en una imagen de archivo, en la prueba de los 200 braza / MARTIN BUREAU (AFP)

Jessica Vall y Catalina Corró son las dos grandes esperanzas del equipo español de pelear por el podio en el Campeonato del Mundo de piscina corta, que se disputará en la ciudad china de Hangzhou desde este martes hasta el próximo domingo.

Privada de la gran figura del equipo, Mireia Belmonte, estrella de la última cita en Doha-2014, con cuatro oros (200 mariposa, 400 estilos y 400 y 800 libre)  y ausente en esta por una lesión de tobillo, España se presentará con nueve nadadores, seis mujeres y tres hombres, en una competición que contará con ausencias destacadas (Katie Ledecky, Sarah Sjostrom, Julia Efimova...) ya que algunos países como EEUU, Francia, Australia o Japón le dan un valor relativo al Mundial, pero también con una veintena de campeones olímpicos como el estadounidense Caeleb Dressel, heptacampeón mundial hace dos años en Budapest, el ruso Vladimir Morozov, la húngara Katinka Hosszu, , la australiana Emily Seebohm, los italianos Gregorio Paltrinieri y Federica Pellegrini, el brasileño Cesar Cielo, el surafricano Chad Le Clos o la holandesa Ranomi Kromowidjojo, que elevarán con seguridad el tono competitivo.

Pulso en los juzgados

Katinka Hosszu, que defiende el título en seis de las ochos pruebas que participa, será una de las que centren estos Mundiales en piscina de 25 metros, ya que es una de los tres nadadores que presentaron la pasada semana una demanda en un tribunal de Estados Unidos junto a la Liga Internacional de Natación (ISL) contra la Federación Internacional de Natación (FINA) por el veto a las pruebas que promueve la ISL, con premios económicos más altos, y que tenía una reunión prevista los días 20 y 21 de diciembre en Turín.

Los otros dos nadadores que han presentado la demanda contra el monopolio de la FINA y que aseguran que hacen en representación de los nadadores de élite de todo el mundo  son los estadounidenses Tom Shields y Michael Andrews, este también presente en la cita de Hangzhou.

La húngara Kathinka Hosszu defiende el título en seis pruebas / michael sohn (ap)

Para sacarle hierro a la situación, la FINA aseguró a través de un comunicado  que sin restar atención al conflicto, el foco de la Federación estará puesto en los 950 nadadores que acuden a la ciudad china y que el Comité de Atletas continuará su trabajo para que la voz de los deportistas sigan teniendo peso en las decisiones que toman los organismos de la FINA, que sigue abierta a propuestas que en lugar de conflicto ayuden al deporte.

Pons y  González, a la expectativa

Para la barcelonesa Jessica Vall esta será una buena oportunidad de estrenarse en el palmarés de un Mundial en la prueba de los 200 braza, en la que también competirá Marina García, muy abierta con la baja de Efimova. Plata en el Europeo de Glasgow de este verano, Vall acude a esta cita con la segunda mejor marca de las participantes y también nadará los 50 y 100 braza y los 100 estilos. La mallorquina Catalina Corró, una de las destacadas del 2018, se presenta con la segunda mejor marca de los 400 estilos, una de las pruebas en las que reina Hosszu.

Serán siete los nadadores españoles los que debuten este martes en la primera jornada:  Vall en los 50 braza;  Joan Lluis Pons en los 200 mariposa, Jimena Pérez y Catalina Corró en los 400 estilos, Hugo González en los 100 espalda y también en los 200 estilos junto a Marc Sánchez, y África Zamorano en los 100 espalda. Marina García (200 braza y 200 estilos) y Lidón Muñoz  (50, 100 libre y 100 estilos) deberán esperar.