Ir a contenido

DUELO EN EL ALCORAZ

El Madrid gana en Huesca con lo justo (0-1)

Con un gol de Bale al inicio y una deficiente segunda parte, Solari devuelve al equipo blanco a puestos de Champions

Alejandro García

Modric se lleva un balón en el partido ante el Huesca.

Modric se lleva un balón en el partido ante el Huesca. / AFP

El Madrid tenía todo de cara, por delante en los primeros minutos, pero renunció al partido y se dejó llevar por el Huesca hasta terminar naufragando. La segunda parte fue un monólogo local y un suplicio visitante, pero al Huesca le faltó nivel para inquietar como merecía su dominio. El equipo de Solari, con un suspenso, ganó y vuelve a estar entre los cuatro primeros, antes de recibir al Rayo y viajar al Mundial de Clubs.

Huesca habría esperado mucho tiempo la primera visita de un gran club como el Madrid, pero a la cita no acudió el principal protagonista, el fútbol. El césped del Alcoraz fue un territorio extraño para los jugadores del Madrid, incómodos, molestos en todo momento; el balón era un ser extraño que nadie acertaba a controlar con cierto criterio y el buen juego un recuerdo de otros días.

Desde el principio, el Huesca salió replegado, resguardado en torno a su defensa de tres centrales, mientras el Madrid tocaba sin oposición hasta tres cuartos de campo. Ferreiro, con clara vocación ofensiva (el mejor de su equipo en ataque), sufrió en defensa como carrilero izquierdo y, por ahí, llegó el gol. Llorente, cada vez con más confianza, aclaró la jugada y habilitó a Odriozola, libre para frenar, mirar y centrar al hombre solo. Bale, lejos del jugador determinante que debería ser, definió en el segundo palo con solvencia y derrumbó el endeble plan para aguantar el empate a medio plazo que había establecido Francisco para su equipo.

Miedo perdido

Por detrás en el marcador, el Huesca le perdió el miedo a la magnitud del rival, subió la línea de presión y desplazó a Pulido a cubrir la espalda de Ferreiro. En la segunda parte, el central terminó subiendo la banda como el mejor lateral.

Entre el viento y el impulso local, el Madrid fue asimilando el nivel medio del partido y empezó a aumentar sus estadísticas de balones perdidos, no encadenó dos jugadas consecutivas y no disfrutó de la continuidad necesaria para cerrar un partido que, hasta el final estuvo abierto.

Tras el descanso, el Huesca disfrutó de la mejor ocasión que tuvo para empatar, con el gran cabeceador Melero rematando apenas a un metro de la línea, con Courtois volando para recuperar el centro de la portería. Falló por centímetros en su búsqueda del palo, pero espoleó el partido.

Asedio sobre Courtois

Los locales se fueron cada vez más arribas y el Madrid, cada vez más atrás, tenía espacios en despliegue que no aprovechó. Solari recurrió a Valverde, por Ceballos, para recuperar el partido insulso sin ocasiones de la primera parte, pero el Huesca ya no estaba dispuesto; jugó constantemente en campo rival y el peligro de los de Solari solo llegaba a través de contragolpes o de errores oscenses.

El Madrid no mejoró, tampoco con la entrada de Isco por Modric, ni luego con la de Asensio por Bale. El Huesca ya merecía el empate y el asedio sobre la portería de Courtois empezaba a ser flagrante, mientras Solari gesticulaba contrariado en el banquillo y sus jugadores perseguían el balón. El fuelle del colista, que acumula otra derrota sin merecerlo, se fue apagando, pero mantuvo opciones hasta el final, hasta que, con el tiempo culmplido, Carvajal sacó la última sobre la línea.

Ficha del partido:

SD Huesca (0): Jovanovic (5); Miramón (5), Pulido (7), Exteita (6), Insua (6), Ferreiro (8); Aguilera (6), Rivera (7), Moi Gómez (6); Chimy Ávila (6), Cucho Hernández (7). Francisco Rodríguez (4). Cambios: Melero (7) por Aguilera (m. 18), Gürler (6) por Ferreiro (m. 75), Longo (5) por Ávila (m. 83)

Real Madrid (1): Courtois (7); Odriozola (6), Ramos (6), Varane (5), Carvajal (5); Llorente (6), Ceballos (3); Lucas Vázquez (4), Modric (3), Bale (5); Benzema (3). Santiago Solari (4). Cambios: Valverde (5) por Ceballos (m. 57), Isco (5) por Modric (m. 65), Asensio (4) por Bale (m. 75)

Goles: 0-1 (m. 7) Bale remata en el segundo palo un centro de Odriozola.

Árbitro: Melero López (4), andaluz.

Tarjetas: Carvajal (m. 25), Ceballos (m. 38), Etxeita (m. 42)

Estadio: El Alcoraz. Espectadores: 7.341.