Ir a contenido

ÚLTIMO PARTIDO DE LA JORNADA

El Girona pone a prueba a un Athletic que estrena técnico

Eusebio reclama a sus jugadores máxima concentración ante un rival en horas bajas

Jordi Danés

Eusebio da instrucciones durante un partido del Girona.

Eusebio da instrucciones durante un partido del Girona. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

“Cuando San Mamés aprieta, el rival lo percibe, lo nota. Hemos de ir preparados allí, sabiendo lo que nos encontraremos y que no nos caiga de sorpresa”. El aviso es de Eusebio Sacristán y va dirigido a sus jugadores. El técnico no quiere ni una pizca de exceso de confianza en la visita del Girona a la Catedral (lunes, 21 horas), consciente que el Athletic (con nuevo entrenador, aunque Garitano debutó en la copa) va a salir con las garras afiladas para intentar salir del pozo y no hundirse más en él.

El Girona no solo defiende su mejor serie en primera (seis partidos sin derrota). También es el único equipo de la categoría que no ha perdido en campo contrario (tres victorias y tres empates). “Es un buen momento a nivel de confianza y seguridad, pero si queremos ampliar estas rachas hemos de competir al máximo. Solamente así tendremos opciones de conseguir el premio”, añadió el técnico.

Si el Athletic es un mar de problemas, el Girona ha conseguido driblar con buenos resultados un problema como las lesiones que le ha sido muy adversa. “Es una mala racha. Y tampoco hemos llegado a ninguna conclusión que nos haga cambiar alguna cosa. Hemos de aceptar la realidad e ir afrontando estos contratiempos buscando soluciones”, indicó Eusebio, que no solamente no ha recuperado a ninguno de los que ya fueron baja contra el Atlético (Mojica, Aday, Muniesa y Planas, que ayer se retiró del último entrenamiento), sinó que ha perdido a dos jugadores como Bounou y Patrick Roberts (éste último de dos a tres meses) por problemas musculares. De hecho, Eusebio se ha quedado solo con 15 futbolistas disponibles del primer equipo y se ha visto obligado a recurrir al filial (Suárez, Eric Montes y Valery).

Regreso de Portu

Un histórico del Athletic com el meta Gorka Iraizoz defenderá la portería del Girona después de 44 titularidades de Bounou. También volverá al once Portu después que se lesionara hace cinco partidos, ante el Rayo. Y en el carril izquierdo, para secar al velocísimo Williams, el técnico deberá decidirse por el oficio de Granell (ya fue titular ante el Atlético de Madrid) o Valery (aunque diestro, Eusebio le probó en el carril izquierdo en la copa ante el Alavés). “La buena noticia es que cuando hemos utilizado estas dos opciones los resultados han sido positivos. Es una cosa que me tranquiliza, juegue quien juegue”, subrayó el técnico de la Seca.

Eusebio también habló de Doumbia y Choco Lozano, que estarán inicialmente en el banquillo pero que cuando han tenido la oportunidad no solo no la han aprovechado, sinó que han mostrado un nivel muy por debajo de los titulares. “Yo estoy contento de su aportación. Lo han dado todo y hay ayudado. Hacía unas semanas hablábamos así de Roberts y con continuidad ha alcanzado su mejor nivel. Yo estoy seguro que con más regularidad de minutos, tanto Doumbia como Choco alcanzarán su mejor nivel y demostraran su talento”.