Ir a contenido

LA JUNTA DE ACCIONISTAS BLANQUIAZUL

Chen: "No se me ha pasado por la cabeza vender el Espanyol"

El dirigente chino mantiene un discurso optimista en "un club único, con alma y orgulloso de su historia"

Raúl Paniagua

Chen Yansheng, en la junta de accionistas del Espanyol de este miércoles en el Auditori de Cornellà.

Chen Yansheng, en la junta de accionistas del Espanyol de este miércoles en el Auditori de Cornellà. / DANNY CAMINAL

En su primera rueda de prensa como presidente del Espanyol, en enero del 2016, Chen Yansheng aseguró que su objetivo era ver al Espanyol en la Champions en menos de tres años. Transcurrido ese tiempo, el dirigente chino mantiene su compromiso y sus aires de grandeza, pero con matices. Las restricciones económicas le han llevado a ser algo más comedido. La palabra "Champions", por ejemplo, no se escuchó este miércoles en la junta de accionistas. Se ha sustituido por "Europa", una meta más alcanzable.

El mandatario salió al paso de los rumores sobre una posible venta del club. No lo hizo en su discurso inaugural, sino en su última respuesta tras el turno de ruegos y preguntas. "Escuchamos rumores de que el club está en venta. No hemos planificado ni se me ha pasado por la cabeza vender el club. Es cierto que la entidad puede necesitar más inyecciones de capital. Estas inversiones pueden venir de mí mismo o no. La última ampliación de capital estaba abierta a todo el mundo. Estamos abiertos a nuevos socios, pero eso no significa vender el club", insistió Chen. 

Asamblea tranquila

El presidente se mostró optimista en una temporada ilusionante que debe servir para olvidar las penas del último curso con Quique Sánchez Flores, en el que el equipo estuvo por debajo de lo esperado tanto en su imagen como en los resultados. 

La asamblea se desarrolló con calma en el Auditori de Cornellà. Nada que ver con aquellas juntas dantescas de la época más convulsa del españolismo, en las que no faltaron sabotajes informáticos, momentos de tensión entre los pesos pesados y abucheos como el vivido en el 2012 en un acto que acabó con Joan Collet de presidente. También se echó de menos al mosén Dámaso Ruiz, fallecido este año en un accidente de tráfico. 

Cuatro valores

"Estamos viviendo una magnífica temporada. Tenemos disponibilidad financiera y solidez, por lo que podremos seguir compitiendo en la Liga. Hay que seguir avanzando en la dimensión social. Entre todos hay que hacer un club más grande, admirado, orgulloso de su historia", afirmó el dueño de Rastar Group, que ha invertido más de 150 millones de euros desde que compró la entidad a finales del 2015.

Chen volvió a centrar su mensaje en la fibra sensible de los pericos. "Una vez escuché que cuando un club tiene alma nunca pierde la esperanza. Este club tiene alma y ese alma son los socios", proclamó el presidente, que marcó las líneas de actuación en el futuro.

"Queremos ser un club grande porque un gran club ya lo somos", dice el director general Roger Guasch  

"Deportivamente estamos avanzando, compitiendo con clubs que hacen bien las cosas. Espíritu de luchaequipotradición innovación son los cuatro valores que deben sostener al club. Es un orgullo presidir el Espanyol de Barcelona. Es un club único, seremos capaces de colocarlo donde tiene que estar por trayectoria y por historia", remarcó el mandatario.

6,4 millones de beneficio

Roger Guasch, el director general corporativo, destacó la ambición de la entidad perica en su primera junta. "Los principales puntos del plan estratégico del 2018 al 2025 son espíritu y ambición deportiva, consolidación y crecimiento económico, e implicación social. Queremos ser un club ‘lobal’, local y global. Europa es un objetivo indiscutible", afirmó el dirigente, que destacó el atractivo que supone Barcelona como imagen de marca. "Debemos llegar a todo el mundo y mantener nuestra diferencia, queremos ser un club grande porque un gran club ya lo somos", agregó Guasch. También se refirió al conflicto de las banderas en el estadio. "El Espanyol tiene que ser una casa de concordia", resumió.

Por primera vez en la historia, la junta se celebró en horario matinal, a partir de las 11.30 horas. La asamblea contó con 84 asistentes en representación de 283 accionistas, que suponían un 99,4% del capital social del club (Chen tiene el 99,35%). Todos los puntos se aprobaron con un 99,97% de votos a favor. El balance del ejercicio 2018 es de 6,4 millones de euros de beneficio con un incremento del patrimonio de seis millones. La deuda neta se sitúa en torno a los 97 millones.