PADRINOS EN LAS BECAS VAMOS-COLACAO

La bandera entre Belmonte y Craviotto

La nadadora Mireia Belmonte y el piragüista Saúl Craviotto se postulan para ser abanderados en Tokio 2020

Mireia Belmonte y Saúl Cravioto en un acto de las becas Vamos-ColaCao.

Mireia Belmonte y Saúl Cravioto en un acto de las becas Vamos-ColaCao.

Se lee en minutos

En el horizonte se atisban unos nuevos Juegos Olímpicos, los de Tokio 2020, y el deporte mundial se focaliza en ello. En ese camino están la nadadora Mireia Belmonte y piragüista Saúl Craviotto, cuatro veces medallistas olímpicos, los dos son señalados como posibles abanderados en Tokio, los dos se mostraron más que predispuestos: "Sería un placer ser la tercera mujer abanderada en unos Juegos de verano", dijo Mireia, “ya solo me queda el sueño de ser abanderado, sería cerrar un círculo maravilloso”, dijo Saúl, en un acto del CSD y las becas Vamos-ColaCao para jóvenes deportistas.  

Los dos deportistas en activo españoles más laureados en las olimpiadas mantienen intactas sus opciones para la cita en 2020. Cravitto ha completado una temporada histórica (con cuatro medallas entre Europeos y Mundiales) y capitanea la mejor generación del piragüismo español, aspirante a todo el K4 500.

Temporada irregular de Belmonte

Mireia Belmonte, después del anuncio de que no nadará en el próximo Mundial de piscina corta de Hangzhou (del 11 al 16 de noviembre), la catalana dio por finalizada su temporada 2018. “Estoy entrenado, pero volveré a competir en 2019”, dijo para clausurar un curso en el que tampoco estuvo en el reciente campeonato de España ni en el último europeo, en verano. Aseguró estar ya centrada en Tokio 2020, previo paso por una necesaria buena temporada 19.  

“La decisión de no estar en Mundial fue mía. Tenía líquido sinovial en los tendones del tobillo, un día me levanté, lo tenía bastante inflamado y me asusté, pero ya estoy mucho mejor. No me veía con la seguridad de ganar y prefiero seguir entrenando y con la rehabilitación, estoy recuperándome poco a poco y con ganas de empezar 2019”, explicó Belmonte.

El problema en el tobillo es una muesca más en una temporada que Mireia Belmonte reconoce que ha sido complicada, pero que le va a servir para mejorar en el futuro. “No creo que tenga cansancio mental, sigo con las mismas ganas de siempre. Este año ha sido más difícil que los anteriores, pero me ha servido para desconectar en verano y aprender que tengo que tener momentos bajos para empezar de nuevo con más ganas. Sigo con el objetivo claro de Tokio”, concluyó.

Padrinos de jóvenes deportistas

Los dos olímpicos españoles estuvieron este martes en el acto de cierre de la primera edición de las Becas Vamos 2018, con las que el Consejo Superior de Deportes y ColaCao han facilitado a 13.000 niños y jóvenes, de 14 disciplinas, el camino y el proceso de formación que les pueden llevar un día a ser deportistas de élite.  

Te puede interesar

“Cada vídeo que me llegaba era súper especial y me ha costado mucho elegir sólo uno”, aseguró Mireia Belmonte, miembro del jurado que seleccionó a 18 jóvenes para recibir ayudas por valor de 300.000 euros. En ellos, un equipo de fútbol, el ciclista Borja Gómez, con síndrome de down, que necesitaba un medio de transporte adaptado para acudir a las competiciones o Carla Morera, una entusiasta del monopatín de siete años que pidió que se remodelara el SkatePark de Tarifa para que todos los jóvenes locales pudieran practicar.

En el acto también estuvo María José Rienda, secretaria de Estado para el deporte, aunque su intervención se ha limitado a unas frases institucionales. “Las Becas Vamos-ColaCao son motivo de orgullo, nos ayudan a fomentar el deporte”, dijo.