Ir a contenido

CROACIA-ESPAÑA (20. 45 h.)

La primera final de Luis Enrique

España tiene que ganar en Croacia para ser primera en su grupo de la Liga de Naciones

Alejandro García

El seleccionador Luis Enrique, en el centro, durante el entrenamiento de la selección española.

El seleccionador Luis Enrique, en el centro, durante el entrenamiento de la selección española. / EFE

Desde que llegó al banquillo de la selección española, casi todo eran buenas noticias para Luis Enrique, encadenó dos triunfos de prestigio abanderando una revolución, con jugadores nuevos que funcionaban, hasta el revolcón de Inglaterra en Sevilla. “Hemos estado muy bien la mayoría de los partidos, falta la guinda”, dijo Luis Enrique en la previa. El buen juego y la aparición de Saúl ilusionaron de nuevo a una afición que, por momentos, pareció olvidar el desastre de Rusia, pero la realidad es que el nuevo proyecto de la selección española todavía está en ciernes.

España se juega, fuera de casa, su futuro en la Liga de Naciones. “Es el primer partido en el que será todo o nada, es vital para nosotros”, sentenció el seleccionador. Si España gana en el Maksimir de Zagreb será primera de grupo, pero tendrá posibilidades aún empatando o perdiendo. Si el equipo español no pasa del empate en su último partido del grupo, quedará a expensas de que Inglaterra no le gane en Wembley a los balcánicos, que ya no tendrían más motivación que evitar el descenso a la Liga B. Con una derrota, la selección de Luis Enrique tendría que esperar un empate entre Inglaterra y Croacia en el último partido del grupo.

Una defensa casi nueva

En su tercera convocatoria, la primera después de la derrota, además del retorno de Jordi Alba, Luis Enrique se ha lanzado a experimentar con una defensa casi nueva, con Carvajal de baja y el casting para acompañar a Ramos en defensa a pleno rendimiento. El hueco entre Busquets y Saúl sigue sin dueño, sin Koke y Thiago, Ceballos y Sergi Roberto se perfilan para el puesto, aunque el jugador del Barça también podría entrar en el lateral derecho. “Sé que puede jugar en varias posiciones”, develó Luis Enrique.

En ataque, con Isco, el predestinado a portar la batuta, perdiendo protagonismo por segundos en el Madrid de Solari, con Asensio en el mismo camino y con la tercera ausencia de Diego Costa, se acumulan las dudas. Aspas, Rodrigo o Morata se postulan para acompañar a Isco en su particular recuperación física y anímica fuera del Madrid.

La derrota ante Inglaterra ha sido un recuerdo lejano en la vuelta a la competición internacional de España, que ha vivido inmersa en el terremoto Jordi Alba, pero los problemas del centro del campo y la defensa española en la contención de Harry Kane y los contragolpes ingleses evidenció las dudas de un proyecto al que va a poner a prueba una Croacia, herida tras el 6-0 que sufrió en Elche, que mantiene el bloque que se proclamó subcampeón del mundo en verano.

Alineaciones probables:

Croacia: Kalinic (12); Jedvaj (16), Vida (21), Lovren (6), Vrsaljko (2); Brozovic (11), Rakitic (7), Modric (10); Perisic (4), Rebic (18); Kramaric (9). Zlatko Dalic. Banquillo: Leticia (23), Milic (3), Privaric (22), Kovacic (8) Badelj (19) Pjaca (20), Santini (17).

España: De Gea (1); Azpilicueta (14), Í. Martínez (6), Ramos (15), Alba (3); Busquets (5), Saúl (6), Sergi Roberto (19); Isco (22), Rodrigo (19) y Aspas (17). Luis Enrique Martínez. Banquillo: Kepa (13), Jonny (2), Alonso (12), Ceballos (22), Rodri (16), Asensio (20), Morata (7).

Árbitro: Alexey Kulbakov (Bielorrusia).

Estadio: Maksimir, 20.45 horas.