Ir a contenido

LA PREPARACIÓN DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Reencuentro con abrazo entre Jordi Alba y Luis Enrique

El lateral azulgrana, como gran novedad, y el resto de seleccionados se concentran para preparar el partido de este jueves en Croacia

Alejandro García

Luis Enrique y Jordi Alba se abrazan en Las Rozas.

Luis Enrique y Jordi Alba se abrazan en Las Rozas. / TWITTER / DEPORTES CUATRO

A la tercera convocatoria se produjo el reencuentro, con abrazo, entre Jordi Alba y Luis Enrique. Fue un abrazo casi protocolario, como el niño que besa a señoras que no conoce en la reunión familiar de navidad, sin demasiada efusividad, como la sonrisa del jugador del Barça, casi a medias mientras asentía a un comentario del seleccionador. Luis Enrique, que venía de saludar a Sergi Roberto, sonreía como elucubrando lo que se iba a comentar ese momento, después de haber dejado a Alba fuera en sus dos primeras convocatorias.

El lateral izquierdo del Barcelona había llegado sonriente, bajo la lluvia, entusiasmado con los reencuentros, sobre todo con el de Sergio Ramos, el capitán, con el que estuvo muy cariñoso. La Federación distribuyó imágenes de la llegada de los internacionales a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, pero el encuentro más morboso, el del seleccionador con Alba, apenas ocupa unos segundos entre los abrazos y más abrazos que se reparten constantemente entre jugadores y técnicos.

La batalla contra todos

El caso de Jordi Alba ha sido la gran batalla contra el mundo que ha librado Luis Enrique. En contra de la opinión pública, y casi entrando en contradicción con sus propias declaraciones, en las que reconocía que Alba ha estado toda la temporada a gran nivel; el seleccionador negó sistemáticamente que hubiera problemas extradeportivos.

Este lunes se ha producido una imagen que muchos ya descartaban, con Luis Enrique en su papel más conciliador, con un Jordi Alba más apocado de lo habitual. El paso público, inesperado, lo dio el técnico con la covocatoria de Alba, aunque no explicó más motivos

"Un privilegio"

Por la tarde, en el primer entrenamiento para preparar el partido de este jueves en Croacia, de nuevo todas las miradas se centraron en Jordi Alba. Todos se entrenaron con normalidad, a menor ritmo los que jugaron el domingo, salvo Suso y Rodrigo Hernández, los únicos tocados, que no saltaron al césped y se quedaron trabajando en el gimnasio. 

Además de Jordi Alba, las miradas del primer día estaban puestas en los debutantes Mario Hermoso, Diego Llorente, Pablo Fornals y Brais Méndez. “Es un privilegio compartir estos momentos tantos grandes jugadores, es magnífico”, dijo el central del Espanyol, al que el Madrid se plantea repescar en enero, a su llegada a la concentración. “Va a ser un poco loco al principio”, reconoció el celtiña Brais.

El equipo entrena de nuevo este martes, por penúltima vez, antes de viajar este miércoles a Croacia, donde jugarán el último partido de la fase de grupos de la Liga de Naciones. Con una victoria, España se asegurará un puesto en las eliminatorias por el título y una segunda oportunidad si falla en la tradicional fase de clasificación para la Eurocopa 2020. Terminada la Liga de Naciones, la selección cerrará la ventana con un amistoso en Gran Canaria contra Bosnia, homenaje a David Silva, este domingo (20.45 h.)