01 dic 2020

Ir a contenido

PRIMERA VICTORIA A DOMICILIO

El Espanyol se coloca segundo tras vencer en Huesca (0-2)

Dos goles de Borja Iglesias dan los tres puntos a un conjunto blanquiazul poco brillante El Alcoraz

José María Expósito

Dídac Vilà defiende el balón ante Gallar.

Dídac Vilà defiende el balón ante Gallar. / EFE / JAVIER BLASCO

El Espanyol ya es el segundo de la Liga. En un partido espeso, el equipo de Rubi logró este domingo en Huesca su primer triunfo a domicilio gracias a dos goles de Borja Iglesias (0-2) y con ello se aupó a la segunda plaza, a solo un punto del Barça. Hacía 21 años, desde la temporada 97-98, con José Antonio Camacho en el banquillo, que el equipo blanquiazul no se veía tan arriba con la temporada tan avanzada. El viernes podría acostarse líder si gana en Zorrilla al Valladolid de un viejo conocido, Sergio González, a la espera del clásico del domingo.

Pero esas son las cuentas de la lechera. Lo indiscutible es que el Espanyol superó ayer el examen de las victorias fuera de casa y lo hizo además sin jugar bien. No es algo positivo, pero sumar de tres en tres en días así también es demuestra grandeza.

Darder, con gastroenteritis

Tras la exhibición contra el Villarreal antes del parón liguero, en El Alcoraz el Espanyol se pareció más al del curso pasado que al de este. Influyó la baja de última hora de Darder, con gastroenteritis, pero sobre todo la motivación de los jugadores locales, que estrenaban entrenador (Francisco se estrenaba tras la destitución de Leo Franco) y ansiaban lograr el primer triunfo en casa en Primera, y frente al técnico que pilotó su histórico ascenso.

El Espanyol arrancó incapaz de encontrar soluciones a la presión del Huesca, que tampoco inquietaba demasiado a Diego López. Apenas un disparo de Gallar fuerte pero demasiado centrado y otro del experico Longo, tras un sombrero a Javi López, que también resolvió sin problemas el guardameta gallego.

Con Marc Roca muy tapado, ni Granero ni Víctor Sánchez aportaban la fluidez necesaria para crear ocasiones. Pero al borde del descanso una buena triangulación perica abrió el marcador. Sergio García recibió entre líneas y metió un pase vertical a Dídac, que asistió tenso y raso para que Borja la empujara en el segundo palo (m. 41).

Tanto anulado a Víctor Sánchez

Los blanquiazules se habían adelantado casi sin merecerlo. Lo más difícil estaba hecho, aunque en Vigo, Vitoria y Vallecas ya se fueron al descanso con ventaja y la victoria se acabó escapando. Pero el paso adelante que dio el Huesca en la reanudación ayudó a encontrar los espacios. Víctor Sánchez avisó anotando un gol anulado por fuera de juego tras mucho esperar al VAR (m. 50).

Borja le buscaba la espalda a la defensa oscense y al final Hernán Pérez, otra vez titular, le encontró para que se plantara ante Jovanovic. Si hace 15 días Asenjo le ganó cada mano a mano, al serbio le batió picando el balón suavemente. Cuarto gol del 'Panda', muy pitado al ser sustituido por su pasado en el Zaragoza.

El Espanyol vio claro que el Huesca no inquietaba su victoria, y en los últimos minutos acabó cediendo metros, demasiados, pero el rival no supo aprovecharlos. De hecho quien estuvo más cerca del gol fue Hermoso, que cerró el partido (tras nueve minutos de añadido, tantas veces se recurrió al VAR), con un lanzamiento de falta que se estrelló en el larguero. Pero la primera victoria lejos de Cornellà estaba en el zurrón y con el premio de la segunda plaza.

Atacar el liderato

"Que nos quiten lo 'bailao'", dijo Rubi tras el triunfo. El técnico del Espanyol aseguró que no hay euforia en el vestuario blanquiazul sino "trabajo, trabajo y trabajo", pero a la vez no corta las alas a la ilusión que envuelve al club. "Tenemos que defender la segunda posición y atacar la primera", dijo el míster, que explicó que Borja Iglesias "más que ansiedad lo que tiene son ganas de demostrar que es un jugador para Primera División".

David López reivindicó las declaraciones de Darder el pasado verano en las que decía que el objetivo del Espanyol era ganar la Liga. "Era un discurso de ambición. Nos lo inculcó Rubi y el vestuario lo asumió e interiorizó", dijo el central, muy inconformista: "No pensamos en un techo, ahora pensamos en ganar en Pucela. Nadie gana la liga en la jornada 10, pero que estemos arriba significa que estamos haciendo la cosas bien". "Intentar ser líderes el viernes es una motivación extra", avisó Borja Iglesias.

Huesca, 0 - Espanyol, 2

Huesca: Jovanovic (5); Miramón (5), Semedo (5), Pulido (4), Akapo (4); Musto (4), Moi Gómez (4); Gallar (6), Cucho Hernández (4), Chimy Ávila (4); Longo (6).
Técnico: Francisco Rodriguez (4). 
Cambios: Melero (6) por Cucho (m. 46); Ferreiro (5) por Gallar (m. 57); Gürler (5) por Musto (m. 74). 

Espanyol: Diego López (7); Javi López (6), David López (5), Hermoso (7), Dídac Vilà (7); Hernán Pérez (6), Víctor Sánchez (6), Marc Roca (5), Granero (6); Borja Iglesias (9), Sergio García (6).
Técnico: Rubi (7).
Cambios: Piatti (6) por Hernán Pérez (m. 65); Baptistao (5) por Sergio García (m. 74); Melendo (s.c.) por Borja Iglesias (m. 87).

Goles: 0-1 (m. 41) Borja Iglesias, a pase de Dídac. 0-2 (m. 64) Borja Iglesias, por encima del portero.

Árbitro: Prieto Iglesias (6), navarro.
Tarjetas: Granero (m. 39), Musto (m. 58), Chimy Ávila (m. 68), Hermoso (m. 68), Dídac (m. 73), Miramón (m. 99).

Estadio: El Alcoraz (7.600 espectadores).