Ir a contenido

El Nàstic no puede levantar el 0-3 del partido suspendido ante el Alcorcón

Un gol de Manu del Moral maquilla ligeramente este lunes la nueva derrota del ya colista de Segunda A (1-3)

Joan Vidal

José Antonio Gordillo, entrenador del Nàstic.

José Antonio Gordillo, entrenador del Nàstic.

El Gimnàstic de Tarragona ganó en el Nou Estadi. Una efeméride que no le sirve, sin embargo, para lograr tres puntos más que necesarios ante el Alcorcón. La desventaja cosechada el domingo (0-3 en 38 minutos de juego, antes del apagón y la suspensión del partido) era un hándicap demasiado grande para un equipo poco dado a coleccionar goles.

Un total de 889 valientes se desplazaron nuevamente al coliseum grana para proseguir con un partido sin historia. El dominio volvió a ser visitante pero la relajación a medida que se acercó el final del encuentro pudo dar alas a los locales para pisar el área rival. Manu del Moral anotó su segundo tanto de la campaña después de una gran jugada de Brugui, joven talento del filial del Nàstic.

Difícil destacar nada más en un equipo que toca fondo en la clasificación y que ha logrado una victoria en nueve jornadas. "No noto una preocupación excesiva en el consejo", apuntaba al termino del partido un José Antonio Gordillo, entrenador del conjunto catalán, que debe sumar de tres en tres si no quiere ver en peligro su puesto de trabajo.