Ir a contenido

POLÉMICA BUROCRÁTICA

Entrevista a Isaac Cuenca: "No voy a esperar hasta enero para jugar"

La LFP veta la inscripción del delantero del Reus, que se rebajó la ficha al límite, alegando que el club ha superado el límite salarial

Joan Vidal

Isaac Cuenca, en su etapa como jugador del Granada.

Isaac Cuenca, en su etapa como jugador del Granada. / ARCHIVO EP

Isaac Cuenca no puede jugar con el Reus porque la Liga de Fútbol Profesional no tramita su ficha. El Comité de Control Económico del organismo alega que el club ya había superado el límite salarial para vetar su inscripción, y que aceptó cinco inscripciones por orden de llegada para que su plantilla no constara tan solo de 13 jugadores.

El exdelantero del Barça (27 años) se ha rebajado la ficha hasta el mínimo exigido, pero tampoco ha sido suficiente, y sobre él (y tres jugadores más) pende la amenaza de no poder ser inscritos hasta la reapertura del mercado en enero. La Liga decidirá el viernes si amplía el límite salarial del Reus (rebajado de 4 a 2,3 millones, según denunció Joan Oliver, el máximo accionista) para que pueda incluir a los futbolistas vetados.    

-¿Cómo está viviendo esta situación?

-La verdad es que estoy bastante jodido. Ahora mismo no soy optimista con la situación y no veo una solución rápida al problema.

-¿El problema es que La Liga no acepta la ficha que el Reus le quiere pagar?

-Exacto. Yo he terminado mi relación contractual con el Hapoel Be'er Sheva de Israel y me puedo permitir el lujo de jugar en el equipo toda mi vida con el salario mínimo que cobra un jugador en Segunda, que son 77.500 euros). Era mi decisión y mi voluntad, y por tanto era el acuerdo con el que había llegado con el Reusu. Da igual lo que gane, lo importante es lo que yo quiero hacer.

-¿Por qué es tan importante volver a casa?

-Tenía ganas de estar en casa, con la familia y los amigos de siempre. He jugado en muchos equipos y pensé que era el momento de volver a casa. Me gusta entrenar con el Reus Deportiu, ellos me preguntan cómo está la situación y me sirven de apoyo.

-¿También la AFE se ha involucrado con el ‘caso Cuenca’?

-Sí, es muy importante ver cómo los compañeros se preocupan por la situación que estoy viviendo. Evidentemente, cuando te pasa algo así, sentirte arropado es más que importante por todo lo que significa.

Los jugadores del Reus posan con la camiseta de los jugadores no inscritos. /CF REUS

-¿Cómo ve el futuro inmediato?

-No tengo ni idea, sinceramente. Lo que tengo claro es que no voy a esperar a jugar hasta enero. Soy futbolista y lo que quiero es estar en el campo compitiendo. Yo quiero jugar en el Reus, pero si no es posible deberé buscar una solución.

«Quería volver a casa. Me puedo permitir el lujo de jugar en el equipo de mi vida con el salario mínimo»

-¿Tiene ofertas?

-Antes de llegar a Reus tenía un montón de opciones para jugar esta temporada. Me centré en volver a casa y la verdad que con toda la problemática no he escuchado nada ni me he preocupado en mirar si existía alguna opción.

-¿Pero no cierra la puerta a ningún equipo?

-De momento no quiero pensar en irme de aquí, no quiero hablar de clubs ni de opciones de salida. Quiero ver qué acaba pasando y después ya veremos.

-¿Su paciencia qué límite tiene?

-No tengo fecha límite. Quiero ver cómo evoluciona la situación y después me plantearé una solución al problema que me está afectando personalmente.

-No es el único problema del Reus Deportiu. ¿Cómo está el equipo?

-Ahora ya ha pasado todo. Se ha cerrado el mercado de verano y ya todo se ha calmado. Pero las dos primeras jornadas han sido complicadas, la plantilla ha estado muy jodida por los problemas de las inscripciones.

0 Comentarios
cargando