Ir a contenido

SORPRESAS EN EL OPEN USA

Federer se funde en Nueva York

El suizo no supera a John Millman, 55 del mundo, que se medirá a Djokovic en cuartos

Suárez-Navarro se luce en su cumpleaños ante Sharapova y alcanza la ronda de ocho

Idoya Noain / Nueva York

Federer se despide de los aficionados al caer eliminado en el Open USA.

Federer se despide de los aficionados al caer eliminado en el Open USA. / EDUARDO MUNOZ ALVAREZ

Ha pasado otras veces antes, y desde hace tiempo: un mal partido de Roger Federer que lleva a algunos a anunciar el fin de la más brillante carrera del tenis. Una y otra vez en esas ocasiones el campeón suizo ha desarticulado a los agoreros. Y aunque esas lecciones deberían enseñar a no acelerarse en las predicciones, también hay algo seguro. El Roger Federer que sucumbió el lunes por la noche y la madrugada del martes en su encuentro de octavos en el Abierto de Estados Unidos frente a John Millman, 55 del mundo y hasta ese momento incapaz de vencer a un top 10, no era el de antaño. Se fundió en Nueva York. Y de una forma inédita.

A un jugador que desde Australia hasta Dubai ha superado otras veces condiciones tórridas le consumieron el calor y la humedad (los mismos que enfrentaba Millman, ocho años más joven). Y Federer fue también víctima de los errores, acumulados hasta sumar 77 no forzados en las tres horas y 35 minutos que hicieron falta para llegar al 3-6, 6-5, 7-6 (9-7) y 7-6 (7-3). Muchos vieron algo distinto en él esta vez. Ahí estaban el cansancio y, lo impensable, la ausencia de elegancia, hasta ahora uno de los mejores atributos de su tenis. Y pocas veces se ha usado el adjetivo “terrible” para hablar de su juego, pero esta vez se hacía inevitable.

Carla Suárez celebra la victoria sobre Sharapova. / ADAM HUNGER (AP)

Debut sonado en la central de Carla

Millman será quien se mida en cuartos con Novak Djokovic, que el lunes ganó cómodamente a un buen Joao Sousa por 6-3, 6-4 y 6-3. Y en el cuadro femenino esa ronda contará con presencia española. En su debut en la pista central Arthur Ashe Carla Suárez-Navarro barrió a una errática Maria Sharapova, especialmente inconsistente con su servicio.

La canaria cumplía 30 años y no podía haberse regalado nada mejor que ese 6-4 y 6-3, el pase a cuartos, la ronda donde hasta ahora ha tenido su techo en los grandes. Y aunque le espera la estadounidense Madison Keys, local, finalista en Flushing Meadows el año pasado y favorita por ránking,  Suárez tiene algo a su favorsu tenis, alabado por su belleza y efectivo, está en estado de gracia

0 Comentarios
cargando