Ir a contenido

doblete de benzema

El VAR echa una mano innecesaria al Madrid (4-1) ante el Leganés

Los blancos superaron con suma facilidad a su rival, pese a tener necesidad de la 'tele' arbitral para encarar el partido

Bale y Benzema (2), que ya es Pichichi, siguen liderando el juego ofensivo del conjunto de Lopetegui, que ganó cómodamente

Emilio Pérez de Rozas

Gareth Bale celebra el primer gol del Real Madrid ante el Leganés.

Gareth Bale celebra el primer gol del Real Madrid ante el Leganés. / EFE / KIKO HUESCA

En Madrid, dicen, tienen la sensación de que la Liga no empieza hasta que la selección juegue en este parón en el que Luis Enrique, por cierto, ha convocado a Isco cuando Julen Lopetegui le saca del titular del Real Madrid. En Madrid, cuentan, que estos partidos (Getafe, Girona y Leganés) es una manera de alargar la temporada (“Carranzas de verano”, les llaman) y, por tanto, hay quien cree que ni siquiera los 59.255 espectadores que han acudido al Santiago Bernabéu pueden considerar, como dicen en la Corte, que el de hoy es el auténtico equipo titular de los tricampeones de Europa, que no de la Liga, donde ha empezado con tres victorias en tres partidos, la última hoy en el Leganés (4-1).

Es decir, que esas habladurías colocan en el banquillo a Isco, lo que resulta ¿verdad? materialmente imposible y, sin embargo, lo que sí es mucho más creíble, aunque hoy ha encajado ya su primer gol de penalti, que el portero titular sea Courtois, pues ya se le vio en la cara a Navas, cuando enseñó el trofeo que le ha dado la UEFA como el mejor guardameta de Europa, que alguien le ha susurrado al oído que, entre Florentino y Julen, lo tiene perdido.

Demasiado fácil

Puede ser, sí, que el Real Madrid, que, como los equipos poderosos, tienen 12, 13 o 14 grandísimos jugadores, deba hacer rotaciones y, por tanto, la de hoy correspondiese a Isco. Pero si este es el Real Madrid titular, será el del primer cuarto de hora de cada periodo, que fue cuando el conjunto blanco pareció querer ganar y fue superior al modesto Leganés, que en ningún momento, eso sí, le quitó la cara al partido.

Lo cierto es que el balón, el juego, las intenciones siempre fueron blancas. Y que la ruleta de Isco, que acabó saliendo, fue lo mejor del partido. Los visitantes, que venía de un barrio muy próximo al Bernabéu, estuvieron, de la mano de ese señor tan serio que es Mauricio Pellegrino, muy bien puestos en el campo, sabiendo lo que hacían y, por supuesto, agazapados para salir, con rapidez y enorme habilidad, de la mano de El Zhar, con verticalidad, pero sin muchos elementos. Por eso solo marcaron de penalti.

Tan cierto como que el VAR, como estaba pronosticado, siempre favorecerá a los grandes, que son los que se pasan todo el día en el área. Y hoy, nada más empezar la segunda parte del partido, el colegiado Jaime Latre quiso consultar con el VAR el impecable remate de cabeza, que significó el (definitivo) 2-1, pues creyó que el francés, que ya es Pichichi de la Liga, había empujado previamente a Silva cuando, en realidad, era el defensa del Leganés quien estaba intentando obstaculizar antireglamentariamente al goleador blanco.

Bale y Benzema, mejor que CR7

Esa acción, definitiva, fue un gran gol, como el que abrió el marcador de Bale, de volea con la derecha a centro de Carvajal desde la derecha. Porque, mientras Cristiano Ronaldo sigue sin marcar su primer gol con la Juventus, que anoche ganó en Parma (1-2), Bale sigue sumando (Getafe, Girona y Leganés) y Benzema ha terminado explotando en este inicio de temporada en el que el Real Madrid es más equipo, más intenso, presiona a lo largo de todo el campo y tiene mucha más continuidad en su juego.

Da la sensación, al menos en este suave inicio de temporada, que no importa qué portero coloque Lopetegui, aunque esta vez le tocó a Courtois, que no pudo parar, ni por asomo, el penalti lanzado por Carrillo, después de que Casemiro zancadillease a Eraso. La verdad es que no hay razón alguna, al menos que se sepa o que Lopetegui pueda contar, para saber por qué juega Navas y por qué juega Courtois aunque, eso sí, da la sensación, como se comentó anoche en el Bernabéu al conocer la alineación frente al ‘Lega’, que la alineación blanca titular empieza por Courtois.

Real Madrid, 4 - Leganés, 1

Real Madrid: Courtois (5); Carvajal (6), Varane (6), Sergio Ramos (6), Marcelo (6); Modric (7); Casemiro (5), Kroos (6); Asensio (7), Benzema (9), Bale (6).

Técnico: Julen Lopetegui (7).

Cambios: Isco (6) por Modric (m. 62). Ceballos (s. c.) por Asensio (m 77). Lucas Vázquez (s. c.) por Bale (m. 85).

Leganés: Cuéllar (4); Juanfran (6), Bustinza (4); Siovas (6), Silva (5); R. Pérez (5), Gumbau (6); El Zhar (5), Eraso (4), Santos (6); Carrillo (6).

Técnico: Mauricio Pellegrino (5).

Cambios: Vesga (s. c.) por Eraso (m. 77). En Nesyri (s. c.) por El Zhar (m. 77). Rolan (s. c.) por Santos (m. 81).

Goles: 1-0 (m. 16) Bale empalma de volea con la deecha y dobla la mano de Cuéllar. 1-1 (m. 24) Carrillo transforma un penalti cometido por Casemiro. 2-1 (m. 49) Benzema cabecea en un forcejeo con Silva. 3-1 (m. 61) Benzema, de tiro cruzado. 4-1 (m. 66) Ramos, de penalti.

Árbitro: Jaime Latre (6), aragonés.

Tarjetas: Modric (m. 3), Santos (m. 26).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Espectadores: 59.255