Ir a contenido

Juegos Asiáticos

Son, a un partido de evitar la 'mili'

El surcoreano depende de vencer a Japón en la final para evitar la 'mili'

 Heung-Min Son celebra en los Juegos Asiáticos

 Heung-Min Son celebra en los Juegos Asiáticos / Standard

El deporte da pie a todo tipo de metáforas y exageraciones. Estamos tan acostumbrados a leer y oír expresiones como "el partido del siglo" o "duelo a vida o muerte" que, prácticamente, se han convertido en locuciones vacías. Sin embargo, este sábado (13.30 horas) hay alguien que disputará el partido de su vida: Heung-Min Son. El futbolista del Tottenham se juega, junto al resto de integrantes del combinado surcoreano, el devenir de su carrera profesional: vencer, en la final de los Juegos Asiáticos, le supondría evitar el servicio militar con su país.

La legislación en la República de Corea es clara: todos los ciudadanos deben haberse alistado para cumplir su obligación de prestar un servicio militar de 21 meses antes de cumplir los 27 años. Son ya tiene 26. Hay una posible exención para los deportistas profesionales que logren éxitos internacionales.

Son está en un momento brillante en su carrera. Es titular indiscutible en el Tottenham y su progresión en los últimos años es notable. Sin embargo, su carrera depende del duelo ante Japón. Si vence, podrá seguir en Londres, a las órdenes de Mauricio Pochettino, y enfrentarse al Barça en la fase de grupos de la Liga de Campeones; si pierde, su probable destino es el Sangju Sangmu, equipo de la máxima categoría del fútbol surcoreano y en el que se inscriben todo los jugadores que tienen que cumplir con el servicio militar.

Última escollo

La selección surcoreana se ha plantado en la final de los Juegos Asiáticos después de vencer, con comodiad, a Vietnam en las 'semis'. Sin embargo, el camino no ha sido fácil. En cuartos de final, Son y compañía vieron la debacle cerca: ante Uzbekistan, y con 3-2 en contra en el marcador, fueron capaces de forzar la prórroga. A tres minutos de la tanda de penaltis, un gol de Hwang Hee-Chan selló una remontada celebrada hasta la extenuación.

El rival en la gran final será Japón. El combinado nipón se ha mostrado solvente durante todo el torneo pero ha pasado todas las eliminatorias por la mínima y, contra Malasia, con un gol en el 89'.

Temas: Corea del Sur