Ir a contenido

Vuelve la Bundesliga

La liga de fútbol más popular del mundo

El Bayern será el rival a batir tras ganar la competición seis años seguidos

Joan Barretina

Allianz Arena.

Allianz Arena. / Twitter

Vuelve, una temporada más, a rodar el balón en la liga más popular del planeta: la Bundesliga. Como mínimo, para el público local, algo cada vez más atípico en el fútbol moderno. La liga alemana contó, en la 2017-2018, con un promedio de 43.879 asistentes por partido, lo que la convierte en el campeonato con más público del mundo. La Premier League supera, a duras penas, los 35.000 espectadores de promedio y, La Liga, los 26.000. Pese al mantra extendido de la poca emoción de la Bundesliga en la que habitualmente gana el Bayern -algo parcialmente cierto, pues en los últimos 15 años cuatro equipos más han ganado el campeonato-, la Liga Federal de Fútbol cuida a sus aficionados, especialmente, con la regla '50+1', a través de la cual obliga a los clubes a que la mitad más un voto esté en manos de los socios y asociaciones ligadas a los clubes.

Esta campaña perderá una parte importante de la esencia del fútbol alemán. Por primera vez en su historia, el Hamburgo no estará en la máxima categoría del fútbol germano. Tras temporadas salvando, sobre la bocina, el descenso, el único equipo que ha disputado, hasta la fecha, todas las temporadas de la Bundesliga, perdió ante el Colonia en la eliminatoria por el descenso y puso punto y final a 55 años seguidos en la élite.

El rival a batir

Pese a un inicio de siglo complicado en el ámbito liguero, el Bayern de Munich ha vuelto a tejer su hegemonía en la Bundesliga. El conjunto bávaro ha ganado las últimas seis ediciones de forma contundente y quiere mantenerse en lo más alto. Pese a eso, en Munich también prima la Liga de Campeones, después de dos temporadas consecutivas en las que ha caído, en cuartos y en semifinales, ante el Real Madrid de Zinedine Zidane. El nuevo Bayern de Niko Kovac dará el pistoletazo de salida a la competición el viernes (20.30 horas) ante el Hoffenheim. El conjunto que dirige Julian Nagelsmann acabó en tercera posición la temporada pasada y disputará la 'Champions'.

 

El Bayern ganó la Bundesliga 2017-18 tras vencer al Augsburgo (1-4)/ DPA

Los dos grandes aspirantes, a piori, vuelven a ser el Borussia Dortmund y el RB Leipzig. Curiosamente, ambos equipos debutarán enfrentándose entre ellos el domingo (18.00) en el partido que cerrará la primera jornada. Ninguno de los dos realizó una buena temporada y tratarán de cambiar la dinámica. No fueron capaces de presentarse como alternativa en el liderato, en ningún momento, y cayeron eliminados en la Liga de Campeones a la primera de cambio. El Dortmund le ha confiado el banquillo local del Signal Iduna Park al suizo Lucien Favre, exentrenador del Niza y con seis años de experiencia en la Bundesliga entre el Hertha de Berlín y el Borussia Mönchengladbach; el Lepizig, por su parte, no disputará la 'Champions' y ya espera a Nagelsmann, que se sentará en el banquillo del equipo sajón a partir del verano de 2019.

Habrá que ver si los equipos que parecen partir desde el tercer escalón pueden dar la campanada. El Schalke 04 y el Hoffenheim ya consiguieron superar en la clasificación, la temporada pasada, a Dortmund y Leipzig, aunque entre los cuatro equipos hubo tan solo diez puntos de diferencia.

 Vuelve a la competición el histórico Fortuna Düsseldorf. Fundado en 1895, logró el ascenso tras proclamarse campeón de la Segunda División germana.

​Lejos de la burbuja

Al Bayern de Munich le ha ido tan bien en los últimos años que, prácticamente, no ha tocado el equipo. Aparte del nuevo inquilino del banquillo, apenas ha realizado un par de incorporaciones pero que son dos torpedos a la línea de flotación de sus rivales: el centrocampista Leon Goretzka, estrella del Schalke y pretendido por el Barça, y el extremo Serge Gnabry, una de las estrellas del Hoffenheim. En la boca de salida, una baja destacada: se ha desprendido de Arturo Vidal, que ha aterrizado en el Camp Nou. También ha traspasado a Douglas Costa a la Juventus, club en el que estaba cedido.

Los aspirantes también han tratado de reforzarse pero lejos de las cifras que se mueven, en los últimos tiempos, en el mercado europeo. El Dortmund ha incorporado nombres como el mundialista belga Axel Witsel o el lateral marroquí, también mundialista, Achraf, procedente del Real Madrid. Las bajas más sensibles del Borussia son YarmolenkoGonzalo Castro Batshuayi, nuevo jugador del Valencia. El RB Leipzig ha invertido más de 30 millones de euros en el mercado francés para incorporar a Mukiele y Cunha y el Hoffenheim y el Schalke han incorporado pocas piezas. Mención especial para el Bayer Leverkusen, que también ha invertido 30 millones de euros para intentar volver a estar en lo más alto.

0 Comentarios
cargando