Ir a contenido

UNA AUSENCIA DOLOROSA

Messi se queda fuera del podio de la UEFA

Modric, Cristiano y Salah, finalistas del premio al mejor jugador de las ligas europeas

Marcos López

Messi, el día de la fatídica eliminación en Roma que acabó con sus aspiraciones en el premio de la UEFA.

Messi, el día de la fatídica eliminación en Roma que acabó con sus aspiraciones en el premio de la UEFA. / REUTERS / TONY GENTILE

Messi no está entre los tres mejores jugadores de Europa la pasada temporada, según la UEFA. Ni siquiera es el cuarto. Ocupa el astro argentino la quinta posición superado por Griezmann (cuarto) y por el trío de candidatos al premio final: Modric, Cristiano y Salah. Roma duele mucho a Leo. Roma no es solo una “espinita”, como él mismo reconoció en su reciente discurso de investidura como primer capitán, sino que es una herida que tardará en supurar.

Tardará porque le aparta de los grandes premios individuales (el galardón de la UEFA es un síntoma de lo que puede ser el ‘The Best’ de la FIFA y el Balón de Oro de ‘France Football’), lastrado además por el pobre papel de la selección argentina en el Mundial de Rusia. De ahí, su contundente mensaje a la afición azulgrana en los prolegómenos del pasado Joan Gamper comprometiendo su palabra, y la de sus compañeros, en la reconquista de la Champions.

El declive del Barça en la Champions (solo un título en los siete últimos años), lastra al 10

Sabe Messi que poco valor tiene en Europa el doblete (Liga y Copa), unido también al Pichichi y la Bota de Oro, como demuestra su prolongada ausencia del primer lugar en este premio de la UEFA, que votan 80 entrenadores y 55 periodistas. El día 30 de agosto se conocerá el ganador de este curso. Y Leo no está invitado. El declive del Barça en la Champions (solo un título en los siete últimos años, el de Berlín en el 2015,) provoca esos daños colaterales.

 Apenas tres horas después de que la UEFA hiciera pública la composición del trío de candidatos, el Barça colgaba un mensaje en sus redes sociales: “Nueva temporada y Messi sigue siendo el rey”. Un rey que domina de forma hegemónica, casi dictatorial, en España, pero que no impone su fuerza en la Champions.

Por eso, el Barça, y especialmente Messi, se imponen la necesidad de ser otra vez competitivos en Europa, una competición que no admite errores. Y menos del profundo calado de aquella eliminación en el estadio Olímpico de Roma desperdiciando, de manera lamentable, el 4-1 alcanzado en la ida en el Camp Nou.

Mejor jugador en Europa, premio de la UEFA

Provocó dudas con Valverde

 Una caída que hasta puso en duda la continuidad de Valverde en el banquillo, a pesar de que le queda un año de contrato. Un sector muy importante de la directiva dejó correr por Barcelona su descontento por el tropiezo de Roma, sin importarle incluso que el equipo estuviera a punto de jugar la final de la Copa del Rey. Una final que significó el glorioso adiós de Iniesta con una exhibición de fútbol barriendo al Sevilla en el Wanda.

Tiene Leo ya dos 'espinitas' en Europa: el penalti fallado ante el Chelsea (2012) y el 3-0 del Roma (2018)

Pero Roma siempre estaba presente. Para la junta, que además quebró puentes de diálogo con Valverde, quien no entendía esa desconfianza porque minimizaba todo el trabajo que había realizado en la compleja reconstrucción del equipo. Y tampoco lo olvidará nunca Messi, quien tiene ya dos “espinitas” en la Champions: aquel penalti fallado en el Camp Nou ante el Chelsea en la semifinal del Barça de Guardiola en el 2012 y el 3-0 encajado en el Olímpico de la capital italiana.

Hace seis años lloró en el vestuario tras ese penalti que estrelló en el larguero de la portería de Cech. Ahora, en cambio, se lo ha tomado, investido ya como primer dueño del brazalete, como una obligación, por mucho que haya aumentado la presión con esa promesa. El primero que se impone esa exigencia es el propio Messi, desaparecido ahora de la pasarela roja de los premios individuales.

Iniesta, el único español en ganar el galardón

El Premio UEFA al Mejor Jugador en Europa se concede desde el 2011, cuando vino a sustituir al galardón de Futbolista Europeo del Año. En aquella primera temporada el triunfo fue para Leo Messi, que volvió a ganarlo en el 2015. Cristiano Ronaldo conquistó el galardón en el 2014, el 2016 y el 2017. Aupado por su gran actuación en la Eurocopa de Polonia y Ucrania, Andrés Iniesta fue elegido mejor jugador en el 2012, mientras que el francés Franck Ribéry se llevó el trofeo en el 2013.

Para el premio femenino de este año, las nominadas son la danesa Pernille Harder (Wolfsburgo), la noruega Ada Hegerberg (Olympique Lyon) y la francesa Amandine Henry (Olympique Lyon).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.