Ir a contenido

LOGRO HISTÓRICO

Coll y Guijarro conducen a la selección sub-20 femenina a la final del Mundial

El combinado español se deshizo (1-0) de la anfitriona Francia y se enfrentará a Japón el viernes en la final

Carlos Fernández

La barcelonista Patricia Guijarro celebrar un gol en el Mundial sub-20

La barcelonista Patricia Guijarro celebrar un gol en el Mundial sub-20 / EFE

España venció a Francia (1-0) con un providencial gol de la barcelonista Patri Guijarro y llega por primera vez en su historia a la final del Mundial sub-20. La portera Coll también fue clave al detener un penalti después de que Bonmatí fuera expulsada por doble amonestación.

Fueron las españolas las que, mientras estuvieron en igualdad, dominaron el partido. Francia, la anfitriona, cedió el balón sin disimulo en espera del fallo para aprovechar la velocidad de sus bandas. Así llegó su ocasión más clara de la primera parte, cuando Laurent cogió la espalda a las centrales pero no supo resolver ante Coll (m.14).

Por su parte, las españolas intentaron, pocas veces con éxito, superar las nutridas líneas defensivas del combinado galo. Patri Guijarro, uno de los principales argumentos ofensivos de la selección, fue reducida por la diligente defensa gala. Aún así, de sus botas nació la primera gran opción española. Puso desde la banda izquierda un centro milimétrico que Oroz no supo aprovechar (m.26).

Gol y cambio de plan francés

El comienzo de la segunda mitad dio al traste con el plan de las galas, que vieron cómo precisamente Patri Guijarro, 'pichichi' de lo que se lleva de campeonato con 6 tantos, cabeceaba un bombeado centro lateral después de que las centrales no acertaran a despejar el balón (m.47). El partido cambiaba diametralmente.

Las francesas, apremiadas por las nuevas circunstancias, dejaron los espacios que en la primera parte habían conseguido negar a las españolas. Durante poco más de 20 minutos las de Pedro López, capitaneadas por una por fin liberada Patri Guijarro, explotaron los nuevos huecos y llevaron peligro constante a la portería rival.

Sin embargo, cuando mejor se ponían las cosas para las españolas, una absurda entrada de Bonmatí suponía su expulsión por doble amarilla (m. 68) y las dejaba en inferioridad con más de 20 minutos por jugarse. Por si fuera poco, un penalti por una desafortunada mano en el área de Laia Alexandri, colocaba al equipo ante una situación dramática que Coll se encargó de aligerar deteniendo el balón a media altura de Katoto.

Después, un moderado sufrimiento ante una anfitriona que no supo exprimir la superioridad numérica.Así, Japón espera el viernes a la selección española en una histórica final, la primera de la sub-20 femenina en un Mundial.